Páginas

jueves, 24 de febrero de 2011

Cicatrices transgénicas es un blog a cuatro manos, las de

Karme Freixa y Susana Koska. Son feministas, son de izquierdas y, por encima de todo, son mujeres inteligentes y con sentido del humor.
He añadido el enlace a su blog en la página Mujeres en Bloc, para que las encuentres rápidamente si las buscas.

martes, 22 de febrero de 2011

¿Crees que Barcelona es de izquierdas?

Yo sí, y quiero que lo siga siendo durante años y años. Una página vino en a mi encuentro y ahora quiero compartirla contigo. Échale un vistazo, es posible que te resulte interesante.

BCN es d'esquerres

También están en Facebook y en Twitter: @bcnesquerres 

viernes, 4 de febrero de 2011

Hoy he empezado a revolver entre el material que tenía en el

correo-e con la intención de limpiar un poco el buzón. Entre otros, he encontrado los mensajes del PSC sobre la campaña de primarias que justo ahora empieza entre el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, y la otra candidata.

Mis amigos saben que así que tengo oportunidad hago campaña, pero no porque sea especialmente pesada sino porque de verdad pienso que el socialismo nos ayuda a vivir mejor. ¿Me gustaría un socialismo mucho más a la izquierda? Si, claro, y hacia eso empujo aunque no siempre sirva de mucho el empujar.

En fin, centrando el tema, aunque no estoy de acuerdo en cómo se ha abierto el proceso de primarias en mi partido, me gusta poder participar, y también me gusta pensar que estas primarias marcarán un antes y un después en la participacion popular de la militancia. Han habido primarias antes, algunas de infausto recuerdo, pero dejo el análisis para la arqueología política.

Votaré a Jordi Hereu como candidato a la alcaldía de Barcelona, tanto en las primarias como el las próximas elecciones de mayo, por coherencia: Hereu es un tipo que o cae bien o cae mal porque no es de medias tintas ni en sus respuestas ni en sus acciones, que por cierto han sido bastantes:
  • Duplicadas las plazas de escuelas de criaturas hasta los 3 años. 
  • 16 nuevas bibliotecas. 
  • 50.000 teleasistencias para los mayores. 
  • Más de 30 nuevos centros de salud.
  • 7.000 empresas y 90.000 trabajadores en el distrito 22@. 
  • 10.000 contrataciones y 160.000 beneficiarios del Pacto Local para la Ocupación. 
  • 1.750 iniciativas empresariales en Barcelona Activa.
  • El AVE ha llegado a Barcelona (y la Sagrada Familia no se ha caído). 
  • La estación de La Sagrera, en marcha. 
  • Metro en Bon Pastor, Sagrera, el Carmel, Trinitat Nova y Horta.
    El aeropuerto ampliado y con vuelos intercontinentales. 
  • El puerto, ampliado, líder en cruceros y conectado a Europa. 
  • Las Glòries en plena renovación.
  • 1.000 nuevos policías de la Guardia Urbana. 
  • Etcétera.
La otra razón por la que mi voto irá siempre a Hereu es por todo lo que queda por hacer en Barcelona. Aún hay barrios mal comunicados, mal equilibrados socialmente. Aún existen desigualdades en el reparto de la riqueza común, los servicios no llegan a todos los que lo necesitan. Quiero más ayuda a los emprendedores que son los que crean riqueza, más colegios públicos, más plazas públicas de guardería, más medios de comunicación entre barrios, más espacios de cultura, más zonas verdes... Soy muy ambiciosa para mi ciudad, por eso quiero a Hereu al frente del nuevo gobierno municipal.

Toda la información que necesitas sobre Jordi Hereu en jordihereu.cat

jueves, 3 de febrero de 2011

Digamos que mi perra y yo somos algo brutas jugando, y el domingo,

justo al despertar, Coco me metió la lengua o la pata en el ojo. Mucha pupa (mucha es mucha) pero, con el optimismo que me caracteriza, no pensé que si  me seguía doliendo por la noche era señal de que algo pasaba.

Total, 36 horas después del zarpazo de mi perra fui a urgencias y sí, el saco de pulgas me había rasgado el epitelio de la córnea, o lo que es lo mismo, la primera capa de piel que cubre el ojo. 
Salí de allí con mi pobre ojo derecho tapado con gasa y mucho esparadrapo, pero contenta porque no me dolía gracias a la anestesia que me habían puesto antes de curarme. Cuando pasó el efecto volví a ver las estrellas, así que me atonté con ibuprofeno y paracetamol cada seis horas hasta que en la tercera cura, ayer por la noche, ya me destaparon la herida. Ahora tengo un ojo y medio. Con el herido lo veo todo a medias, gracias a la pupa y a la pomada que tengo que ponerme dentro del ojo (sí, dentro, horror). Es como ver la vida a través de una nube de humo de esas de discoteca setentera.

Un consejo, si tienes que hacerte daño en alguna parte, que no sea en el ojo. Duele.