Páginas

miércoles, 27 de diciembre de 2006

Esta mañana, iniciando la formación del Nuevo

Trabajo 1 (NT1), nos han pedido que nos presentásemos al grupo. Una chica muy joven que tenía enfrente ha empezado a hablar tan bajito que todos hemos estirado una oreja en su dirección. Era tan bajo su volumen que la formadora le ha pedido que alzara la voz y ella ha contestado "es que siempre hablo flojito". Que gracia. Flojito, como el azul de cuando eres pequeño. O el rosa, o el verde. La chica ha explicado que está estudiando Interpretación de lenguaje de signos. He pensado que pocas veces una formación universitaria cuadra tanto con la persona que la realiza. También he conocido a un informático diplomado en Trabajo Social que promete grandes momentos a lo Groucho.

martes, 26 de diciembre de 2006

Bueno, pues no pasó lo que esperaba aunque

tampoco voy a quejarme, que ya estoy un poco harta de oírme. El viernes por la noche al llegar a casa encontré un correo-e diciéndome que no había sido la escogida para el trabajo al que postulaba. Me permití un rato de pena desconsolada que pasó más rápido de lo que esperaba y empecé a pensar ya en mañana, porque se presenta agitado. Por la mañana empiezo la formación (¡ja!) para bregar por las mañanas con clientes cabreados de una empresa líder del sector energético. En un descanso llamaré a la ETT para darme de baja del trabajo de la tarde, porque el día 2 de enero empiezo la formación (¡ja!) para bregar por las tardes con ciudadanos cabreados de la ciudad donde resido. Por la mañana un trabajo y por la tarde otro. Como trabajaré algunos sábados en ambas empresas tendré días libres entre semana, que espero poder invertir en entrevistas para otros trabajos. ¿Quiero quedarme el resto de mi vida en el telemárquetin? No. ¿Es, por ahora, la mejor opción? Sí, porque no me da ni medio dolor de cabeza y voy ingresando y cotizando, y porque hoy por hoy no soy capaz de encontrar nada más. La jornada es monstruosa, cierto, pero no es peor que las que he hecho en otros trabajos durante largas temporadas y encima teniendo que sonreír. En telemárquetin no es necesario. Tampoco es que premien el que vayas soltando espumarajos de rabia; digamos que con ser correcta es suficiente.

El otro día, en mi casi-ex-trabajo, estuve charlando con una teleperadora con la que estuve durante una semana mampara por mampara. La chica vende seguros de vida, repatriación y entierro a inmigrantes, con lo cual puedes imaginar mis caras ante algunas de sus conversaciones sobre el más allá con los posibles clientes. Unas muecas más tarde la chica fue riéndose y rindiéndose y se dejó interrogar. En posteriores encuentros en el comedor de empleados ha ido explicando más cosas. En el último café compartido me contó, feliz, que iba a cobrar un pico de comisiones justo antes de Navidad. En un punto de la conversación le hice una de mis preguntas estúpidas: "Pero esto del telemárquetin es para salir del paso ¿no? Quiero decir que buscarás algo más...", a lo que me contestó muy seria y algo perpleja "No, ¿por qué?" Allí recuperé cuerda como pude al vislumbrar el abismo que se abría ante mi pata y musité "no se... como has estudiado Corte y confección..." a lo que la chica respondió que en esta empresa estaba muy a gusto, quizá porque en la anterior la habían tratado muy mal, que con el tiempo podía subir a coordinadora y luego a supervisora y que, además, el trabajo le gustaba. A partir de ahí me limité a "ajá", "claro que si", que bien", sin aventurarme más y desde entonces estoy dándole vueltas a esa conversación. A veces la ambición no es buena, no "suma" que diría un ex-jefe que tuve que en ocasiones creía ser una lechuga. En la vida hay momentos y momentos. Yo estoy en el de esperar agazapada y practicar la calma que me permite conocer a personas deliciosas. Estoy viviendo una cura de humildad no buscada pero que empiezo a apreciar. Apenas llevo un mes en la empresa que dejaré el viernes y ya se que echaré en falta a varias compañeras. Espero que a ellas les pase lo mismo conmigo porque al final eso es lo que nos queda.

jueves, 21 de diciembre de 2006

A todos los que pasáis por aquí alguna vez ;-)




Se que llegará el dia en que haga algo más que

trabajar y acudir a entrevistas de trabajo, pero hoy por hoy es lo que hay. Esta mañana he hecho una para jefa de comunicación en un sitio genial. La verdad es que de todas las entrevistas que llevo, ésta ha sido la mejor, a pesar de que me han pillado por sorpresa y he tenido que improvisar un plan de comunicación, una nota de prensa y un plan de difusión en una hora (todo.) Bueno, por lo menos he pasado la criba de los curris, que ya es algo con los tiempos que corren. El sueldo no es para tirar cohetes, pero con eso soy capaz de vivir. Cuando digo vivir me refiero a volver a salir a cenar, tomar copas por ahí (en bares sin humo a poder ser), ver películas en el cine, ir a la HappyBooks, o a la Laie o a la Casa del Libro y dejar suelta mi parte compulsiva, preferentemente en rústica, hacer regalos a los amigos, ir al teatro y todas esas cosas que se hacen cuando tienes una nómina. Bueeeeno, antes de empezar a soñar te diré que tendré el resultado de la entrevista este viernes. Si es para bien se lo haré saber al mundo empezando por ti. Si es para mal volveré a cubrirme con la losa hasta el miércoles 27, primer día de formación de mi nuevo trabajo por las mañanas. Ah, no te lo he dicho, ahora me veo en el brete de decidir si dejo el trabajo de la tarde de una vez, porque ya tengo apalabrado otro para sustituirlo. No debería quejarme tanto. Hay personas que ni siquiera pueden optar a un trabajo y yo tengo uno fijo y dos esperando. De teleoperator, pero trabajo al fin. No me quejaré más, no me quejaré más. Va. Ay, Señor, creo que eso será imposible. ¡Quiero que ya sea viernes y salir de dudas! (ni siquiera me importa envejecer más rápido con tal de que llegue pronto el veredicto.)

viernes, 15 de diciembre de 2006

Aquí, la boquita de piñón, ha soltado un "¡me tienen

hartaaaaa los malditos niños que contestan el teléfonoooooo!", algo bastante trivial si no fuera porque se lo he gritado a la oreja de una pobre mujer a la que tenía que persuadir para quedarse con una tarjeta de crédito que ni falta le hacía. La señora en cuestión ha contestado un lacónico "ah, pues muy bien...", que hasta parecía estar de acuerdo, y yo he cancelado la llamada antes de darle mi nombre (Marta Pérez). El ejercicio de mi profesión tiene esos riesgos, que te confías en una cadencia llamatriz y de pronto viene un informático sádico al que ni conoces, acelera la entrada de llamadas y para cuando te quieres dar cuenta ya le has soltado alguna barbaridad a alguien. ¿Eso me preocupa? No, porque ya de natural soy bastante... digamos que "creativa" a la hora de expresarme; no tiene mérito, es un don, o quizá un gen familiar mutado. El problema es que todo lo que hablamos se graba y siendo viernes imagino a un cliente ocioso enganchado a los auriculares, escuchando todo lo que decimos y nos dicen. Ya se que tú encontrarías cosas más interesantes que hacer un viernes por la tarde, probablemente porque no eres cliente, o porque no te dedicas al márqueting, o porque tu cerebro es normal y no ha mutado tras seminarios esadeieseeada.
Ah, ¿que por qué estoy harta de niños que contestan el teléfono? ¿Sabes lo agradable que resulta, tras ciento veinte o ciento treinta micro-conversaciones, que un mocoso de cuatro años descuelgue el auricular y a pleno pulmón suelte "¡digaaaaaaaaaaaaaaa!" con esa voz de pito tan peculiar que les sale a esa edad? Lo único bueno es que si estás medio dormida te despiertas de golpe (con ansia asesina, pero de golpe). Aunque lo mejor está por llegar. Mientras te acuerdas de su padre y de su madre alternativamente le preguntas, con la voz más dulce que encuentras en tus entretelas, "¿puedes decirle a Fulanita de Tal que se ponga?", el enano reconcentrao se queda en silencio diez segundos para soltar luego "¡noooooo!" y colgar. Vamos, que estás por volver a llamar y si se pone la criaturita gritarle "¡los Reyes son los padreees!", como hace años Richard aulló a los niños que esperaban la cabalgata en venganza por quedarse atascado entre carroza y carroza al empeñarse en atravesar Barcelona en coche un 5 de enero al atardecer. Yo iba con él y aún me río al recordarlo.

martes, 12 de diciembre de 2006

Tenemos un héroe en el trabajo. Se llama Xavier y

hoy, cuando ha salido a tomar un café en su tiempo de descanso, se ha encontrado en la calle a un mal bicho amenazando con un cuchillo a una mujer. Xavier ha ido hacia el cafre y le ha paralizado con dos gritos. El bruto, con rollito corporativo, le ha contestado que la mujer era su novia y ahí mi compañero ha estado soberbio. Le ha dicho "¿y qué que sea tu novia? ¿qué quieres decir con eso? ¡Trae para acá!", le ha quitado el cuchillo y le ha roto el filo pisándolo con la bota antes de tirarlo por una alcantarilla. El mostrenco ha puesto pies en polvorosa y la novia en cuestión se ha quedado por allí. La verdad es que el caso no tiene buen pronóstico. Como tantas mujeres maltratadas, lo más posible es que ella regrese con el, porque él la busque, porque le busque ella. A saber que historia hay detrás para que una persona se deje maltratar hasta ese punto.
A todo esto, en el trabajo le han preguntado a Xavier porqué había alargado el descanso y ha sido cuando ha tenido que explicar el rifirafe. Yo le he declarado mi héroe en voz alta y en seguida hemos regresado a la cadena de montaje. Una mujer -porque algunas también son estupendas- le ha preguntado con tonillo victoriano "ah ¿y no has tenido miedo de que te hiciera daño?" y Xavier, aun calentito, ha soltado, "¿"miedo"? Yo no me estoy por hostias, y en estos casos, menos". Xavier es un pieza con pinta de rockero inmortal que debe medir metro noventa, lleva melena por debajo de los hombros y tiene voz y ojos de buena persona. Con más de éstos en la vida seguro que las alimañas con cuchillo irían menguando.

Buenas noticias de última hora: Pinochet sigue muerto.

domingo, 10 de diciembre de 2006

Ha muerto Pinochet, uno de los mayores asesinos

del siglo pasado. Al parecer grupos de simpatizantes del genocida que seguían su evolución apostados fuera del hospital han roto a llorar cuando han sabido que el dictador se había ido definitivamente. Estoy segura que habrán miles de chilenos que hoy también llorarán en sus casas recordando a todos los que este criminal y sus secuaces se llevaron por delante. La lástima es que los de su calaña suelen morir en una cama, rodeados de comodidades. Bueno, sea como sea, hoy es un gran día.

viernes, 8 de diciembre de 2006

Max es el gatazo más guapo que he conocido en

mi vida, y te aseguro que han sido unos cuantos. Hace años que le conozco y recuerdo que la primera vez me dejó sin aliento. A mi a me pasan estas cosas, vendría a ser como la Stendhal de la belleza cotidiana aunque en vez de desmayarme por ahí siento una absoluta necesidad de mirar la fuente de la belleza. Pues eso me pasa con Max. Es un gato-perro al que le fascina que le acaricien la cabeza. Su pelo tiene varios tonos de gris, sus ojos son amarillos y tiene la piel azul. Si no estás iniciado en esto de los gatos aristocráticos (Max tiene apellidos) quizá te choque tanta variedad cromática; ya, te entiendo. Max es el George Clooney de los gatos. Sabe que es guapo a morir pero te pedirá con humildad que le rasques detrás de las orejas como si tu mano fuera el único objeto deseable de este mundo, y si la retiras por un momento la buscará y la empujará hasta que vuelvas a su actividad preferida, que sigas rascándole detrás de las orejas, por el cuello, la barbilla. Guapo, simpático y vive en una casa con parquet, un gran partido si fuera un hombre con un único e insalvable inconveniente si un genio saliera de pronto de una lata de cocacola dispuesto a conceder un deseo: Max está castrado. Anoche, Duaita, nuestra amiga común, me invitó a cenar y no pude evitar pedirle una foto de él para colgarla aquí. Maximilian, gran bicho y mejor gato.

miércoles, 6 de diciembre de 2006

Breve visión antropológica desde la fábrica de llamar (1)

Formas que tienen los clientes de contestar al teléfono
Di
Dime
Qué
Qué pasa (arco tonal desde el despiste hasta la impaciencia)
Venga
Bai
Hola
Diga
Dígame
Si
Eh (modulación gutural amplia en correlación con la presión que ejerce la boina)
Ya
No
A veeeer
... (silencio)
Ahora no que juega el Barça

Formas que tienen los clientes de despedirse al finalizar la llamada
Adios
Buenas tardes
Hala pues
Valeeeee
Chao
Hala
Hala, hala (variedad de la anterior subgrupo apremiante)
Bueno
Nadaaaaaaa (arco tonal amistoso)
Ya
Ya, yaaaa (variedad de la anterior, subgrupo "que no te compro ná, que te caaaalleeees")

lunes, 4 de diciembre de 2006

La versión doméstica de los 4400 está en mi

trabajo. Hoy lunes he llegado a mi estupenda plataforma de telemárqueting y cinco de los seis que la formábamos habían desaparecido. Sin pensarlo, he corrido a remojar mis barbas. Es que esto último no lo conté porque el jueves estaba mala malísima, pero ese día vino el cliente de Madrid y realizó una escabechina. Esta tarde he sabido que la única teleoperadora que les gustó fui yo, así que el resto se ha ido a la calle. ¿Malos teleoperadores? Nooooo. Funesta selección de personal por parte de la ETT, primero y funesta supervisión de la empresa segundo. Vamos a ver, a vender se aprende, pero no en una semana y menos con unas herramientas de venta que parecen sacadas del tocador de Barbie. ¿He dicho en algún momento que estoy un poco hartita de los malos profesionales que se libran de las consecuencias (quedarse en paro, por ejemplo) de sus errores? ¿Quizá me repito si saco a colación que vivimos en una era mediocre donde impera el principio de Peter? Ah, lo mejor ha sido cuando la coordinadora, bastante agradable hasta el viernes, al terminar la jornada de hoy, a pesar de que la mitad del nuevo equipo ha empezado a trabajar a mitad de jornada porque hoy mismo les han hecho la formación antes de soltarles ante los leones, ha dicho a modo de hiphiphurra con un tonillo lúgubre: "hoy hemos obtenido un resultado mediano". Bien, chata, has hecho lo preciso para animar a un equipo nuevo y acongojado por los precedentes. Ah, por si faltaba algo, esta semana sólo trabajaré dos días, así que sólo cobraré dos días. Mecachis en las fiestas y los puentes, visto desde el convenio de telemárqueting, que si no fuera por eso me alegraría mucho-muchísimo, como siempre. Como me consta que este blog no lo visitan niños (excepto Isaac de vez en cuando, pero como ya tiene 12 es casi, casi mayor ;-) a continuación te muestro unas imágenes terroríficas de la fábrica de llamar. Si no resistes las emociones fuertes será mejor que cambies de página.

Las inquietantes máquinas de venta automática.

¿Son sólo taquillas? Y si es así ¿qué guardan dentro?


¿Debería darme paz de espíritu trabajar al lado de éstos?
Lo de "últimos días" ¿tendrá doble significado?

Hosanna.

sábado, 2 de diciembre de 2006

Dieciocho meses separados

Más me vale, porque sigo pendiente de él y no me conviene. Un año y medio sin cigarrillo, que se dice pronto y que sólo los que hemos fumado tanto y tan a gusto sabemos lo que significa. Llevo cinco días con unas espléndidas anginas, incluido dolor de oidos (amabilísimos ellos, se alternan: ahora me duele el derecho, ahora el izquierdo) y hasta un ojo hinchado. Ya, podría ir al médico si no fuera por la manía que le tengo a la profesión en general. Debo tener una infección o algo por el estilo que espero pase pronto. La pregunta que me hago es ¿durante mi vida toxi no me costipaba porque era más joven o porque la nicotina mantenía a raya a los virus? Nunca lo sabré. Si pregunto a mi médico de cabecera me dirá que ahora estoy infinitamente mejor. Si lo pregunto en Altadis me dirán lo contrario. ¿Quién sabe la verdad? Hasta oí que alguien en televisión decía que los cigarrillos contienen polonio, el topping preferido de Putin que dicen las malas lenguas. Bueno, el caso es que llevo un año y medio en la brecha. Campeona.

jueves, 30 de noviembre de 2006

A ver, el próximo lunes a media mañana cruzas los

dedos y te quedas así un ratito, por favor. Alguien me va a conocer y tiene que enamorarse de mi a la primera. If not tendré que tatuarme "Marta Pérez" en un bícep, como Melanie se tatuó "Antonio", hasta la próxima oportunidad. Y si puedo, ya explicaré más, pero ahora no, lo siento. Por cierto, tengo tal afonía después de cinco días a 7 horas/día vendiendo seguros sin parar y con un constipado a cuestas que podría doblar a las caras de Bélmez. Me espeluzno a mi misma. Eso sí, toso muy gracioso, viene a ser un sonido parecido a una Lambretta.

miércoles, 22 de noviembre de 2006

Buenas tardes, me llamo Marta Pérez y le llamo...

y hasta aquí puedo escribir, que ya se sabe que los blogs los carga el diablo. Bueeeeeno, hoy he tenido mi primera racion de siete horas pegada a un teléfono y puedo decir con orgullo que he sobrevivido. La coordinadora es bastante humana, la supervisora es una bruja piruja y los compañeros son, como decirlo... peculiares pero majetes, aunque no se despidan al marcharse.
El programa de ordenador que gestiona la base de datos de clientes a los que llamamos (a partir de ahora la "operativa") es una mierda como un piano, mal que le pese a la bruja piruja. Oh, si pudieras verme... estoy siendo taaaaaaan humilde. Y aunque el guión (lo que recitamos los sufridos teleoperadores) lo ha escrito la piruja usando palabras de las que desconoce el significado, y aunque la navegación por el argumentario no vale ni el papel en la que la planearon, y aunque... ¡los super teleope logramos salir airosos de todos los lances! Bueno, menos cuando alguna llamada a un domicilio particular me deja perpleja: "No. mi marido no vive aquí y, jiji, me has pillado, jiji, vistiéndome y por eso, jiji,(¿?) ...pero cuando le vea se lo comento." Ahá. Lástima no poder decirle que prefiero menos datos (jiji). No va a ser el trabajo de mi vida, pero no sé porqué intuyo que igual no lo pasaré tan mal como esperaba.

martes, 21 de noviembre de 2006

Esta tarde un kioskero me ha llamado "nena".

Si a eso le sumo que mañana firmo un contrato (basura) con una ETT para vender seguros de parte de un banco vía telemárqueting ¿querrá decir que estoy a punto de superar mi ración siete años de mala suerte? Bueno, digamos que la campana ha vuelto a salvarme. Con lo que voy a cobrar (una miseria que no llega a cuatro cifras, pagas prorrateadas incluidas, y sin derecho a vacaciones porque ya vienen en el sueldo) salgo del paso. ¿Que cómo? Pues de vez en cuando sacrifico a uno de los conejos de la chistera, a ver qué remedio. El horario es de pena, de dos a nueve peeme, pero ¡es lo que hay! así que en cuanto acabe esta entrada me voy a por un canto para darme en los dientes. Debo conservar alguno en algún cajón. Hala, volveré a cotizar y una vez al mes recibiré de nuevo esos sms tan agradables de "le han ingresado tantos euros en su cuenta", a menos que La Caixa considere que lo que me ingresan no compensa el gasto del mensaje. No sé, mi caja de ahorros es tan suya...
Por cierto, SIGO BUSCANDO TRABAJO, de esos que requieren cerebro, cierto espíritu y comportan un sueldo de cuatro cifras mensuales varias veces al año. Vamos, que si me mantienes en tus oraciones durante un tiempo te estaré eternamente agradecida, como hasta ahora.

viernes, 17 de noviembre de 2006

El otro día vi "Una verdad incómoda", el manifiesto

ecológico de Al Gore sobre el cambio climático que estamos viviendo, y me he quedado horripilada. Ahora mismo puedo visualizar las caras de algunas personas que se dejan caer por este blog. Perfectamente las veo. Todas ellas me miran fijamente y no me escupen en un ojo porque tendrían que limpiar su pantalla a continuacion. Vale, tenéis razón todos; llego un poco tarde a la conciencia ecológica. Pero ¡si reciclo!, intento conectar los cacharros eléctricos a una regleta con interruptor (y uso el interruptor), la próxima lavadora que compre será A, ¡hasta compré una bici que estoy a punto de estrenar!... ¡Vale! Llevo muchos años contribuyendo a cargarme el planeta, ¡ya lo sé! ¡no me pongas más nerviosa! Vaya, que del desasosiego que me ha entrado llevo unos dias devorando webs sobre el cambio climático. También he colgado un banner arriba de todo que enlaza con la web de la película de marras del ex-vicepresi de los USA. Mira, da lo mismo si Al Gore habla mucho pero se mueve en avión, o si la peli parece una presentación de Apple, o si una vez leíste que los programas de reciclaje ciudadano son una pantomima y en realidad los ayuntamientos vierten todo en el mismo sitio. Hay que hacer algo por el planeta antes de que el planeta haga algo con nosotros. Claro que el mundo no se acabará, pero mientra nos extingamos viviremos de pena. Ah, no vale dejar de lavarse los dientes para no desperdiciar agua. Con cerrar el grifo mientras no te enjuagues es suficiente.

miércoles, 15 de noviembre de 2006

Esta tarde me han contado una leyenda preciosa.

Estaba visitando la sinagoga mayor de Barcelona, la más antigua de España, y he aprovechado para aturdir a preguntas a la guía, una joven judía mexicana bastante paciente. Tenía una guardada desde hacía diez años, cuando visité el cementerio judío de Praga: ¿por qué los judíos depositan piedrecitas sobre las lápidas? La razón que se ciñe al precepto judío es bastante amplia, pero prefiero de lejos la respuesta de la joven guía. Cuando era pequeña su padre le contó que las piedrecitas se dejaban para avisar al muerto de que habían ido a visitar su tumba. Como los muertos son espíritus, las piedrecitas venían a ser llamadas al alma del difunto. Una leyenda fantástica.



martes, 14 de noviembre de 2006

El domingo hizo un año que murió Marta, tan deprisa

ha ido todo. No fue un dia triste, ni siquiera pensé en ella todo el rato sino como siempre, a ráfagas. Supongo que será así el resto de nuestras vidas. Poco a poco he ido acostumbrándome a que el teléfono no suene a las once de la noche, su hora preferida para explicarme cualquier cosa o nada. Algunas veces la reñía por llamar tan tarde, yo y mi necesidad patológica de aislarme del mundo. Si Marta estuviese viva y me llamase a las once de la noche, volvería a reñirla, para qué voy a engañarme, cada uno es como es. Yo, rarita, ella, reclamando toda la atención del mundo, así de grande era su abismo.
Durante mi voluntariado en la ong contra el sida me pregunté muchas veces porqué a mi no me tocó y acabé entendiendo que había sido cuestión de suerte, una lotería macabra que pasó por mi lado sin rozarme. Tras la muerte de Marta ya no me pregunto porqué no he muerto, sino porqué vivo, con qué motivo, para qué. Hace un año que no tengo una respuesta clara, me dejo llevar por la inercia y me apoyo en mi curiosidad para superar las noches y los días. Supongo que no hay razones para estar o no estar, más allá que la propia vida, tan ajena, que decide por los que no tenemos la suficiente lucidez para escoger qué hacer con ella.

domingo, 5 de noviembre de 2006

Habemus tripartitum PSC-ERC-ICV, o eso parece.

Felicidades los tres por haber negociado rápido el inicio del nuevo acuerdo. Mañana lo confirmarán y a partir de ahora supongo que queda por pactar un millón de cosas, pero lo importante es que este nuevo gobierno a tres bandas empieza con ánimo fuenteovejuno. Bien, es lo que todos los que vivimos en Cataluña nos merecemos. Más políticas sociales y menos ruido identitario. ¡Felicidades Monti, te has portao! Sobre todo, cuando ayer o anteayer, ahora no recuerdo, rechazaste con elegancia un pacto con CiU. Ah, y toda mi admiración para Joan Saura. Ha sido un señor durante la campaña y después de las elecciones. Joan, no votaré nunca a Iniciativa pero reconozco que sin ti hubiera sido mucho más difícil sobrellevar estos dos años y medio. Hala, chatos, a aplicarse, a trabajar duro y a no perderos por los cerros de Úbeda, que bastante hay que hacer por aquí.

sábado, 4 de noviembre de 2006

Esta discusión empezó justo después de las

elecciones en el blog de Richard. Traigo aquí mi respuesta a su último comentario (en negrita) por aquello de no colapsar el blog ajeno. Lo he fraccionado para ordenar el discurso. Por cierto, hace muuuuuchos años que Rich y yo nos conocemos. Hacía demasiado tiempo que no discutíamos a lo grande. ¡Ah, qué tiempos!

Que dices que mi vida es mejor gracias a los socialistas... pues que quieres que te diga, cuando estaba el pp trabajé, coticé y esas cosas, ahora, se que no es gracias a ellos sino a que movi el culo para conseguirlo.
Richard, querido, el trabajo hay que salir a buscarlo, con socialistas y con el lucero del alba. Y si trabajaste cotizando durante el primer gobierno del PP fue porque entonces tenías diez años menos y te dio por buscar trabajo como asalariado, que duró pocos meses.
Ah, y quién hizo que en los 90 despedirte fuera fácil y barato fue precisamente el PP. Ya sé que a ti te parece ridículo, pero cientos de miles de personas salimos a la calle para protestar por ello en su momento. Recuerdo que en Barcelona fuimos algo más de un millón. El Gobierno dijo que habíamos salido “unos miles”. Conseguimos una mierda, pero lo intentamos. He ahí la diferencia.

Con el socialismo (podria ser con cualquiera) ni mis sobrinos tienen una casa (sabiendo la asistenta social que la necesita)
Tus sobrinos tienen un padre que trabaja, una casa donde vivir (aunque a ti no te guste su abuelo paterno) y familia diversa que les puede acoger. Tus sobrinos tienen techo, comida caliente, fría y mediopensionista todas las veces al día que quieren, escolarización de calidad, bambas de marca, ropa por un tubo, chuches y un largo etcétera que otros niños ni saben que existe. Y también gozan de todos los servicios públicos y gratuitos del casal del barrio que quieran y necesiten, de hospitales, de bibliotecas públicas; no son unos niños desvalidos. No me lloreeeees, no me lloreeeeees…

ni yo tengo un hospital idilico como el de ER y Hopsital Central (con George Clonney o bilches). En lugar de eso tengo colas kilometricas en urgencias con enfermeras bordes, que hacen huelga un dia si y el otro tambien, medicos incompetentes, he de pagar la mitad de mis medicamentos (antes la mayoría eran gratix)
ER es USA. En USA si no tienes pasta o seguro médico tienes que ir a unos hospitales concretos y escasos donde atienden por beneficencia. Ni te cuento el lujo que se gastan en ello. Cortinajes de seda, vendas tejidas a mano por monjas clarisas, sin listas de espera. En USA tratan tan bien a los pobres… Anda, ve e informate del sistema sanitario de los yankis. Otra cosa es que por “idílico” no entendamos lo mismo.
Médicos incompetentes, sí. Y de los buenos, también. Colas kilométricas, desde luego. El sistema no es perfecto, pero los que os quedáis en casa para no hacer el ridículo seguro que lo arreglaréis con el poder de la mente y haréis que todo sea maravilloso.
Lo de medicamentos gratis era seguramente porque los sacabas con la cartilla de pensionista de tu padre, aunque tú no te enterases. Si vas a la SS pagas el 40% del precio; si eres pensionista no pagas nada.

Querida amparo gracias a los socialistas (sobre todo del hijo de puta del Boyer que asi se muera y vaya al infierno a servir de banqueta a satanas) pagamos mas de alquiler, no disfrutamos del derecho de una vivienda digna y los pisos son un lujo solo al alcance de algunos chanchulleros que se sientan en la moncloa o en cualquier circo semejante. Y encima gracias a clos y semejantes vivimos en una ciudad que mas impuestos paga.
Demagogo de mi alma, lo que hizo Boyer (el Diablo le tenga en su gloria en algún momento) fue adecuar el precio del mercado. Yo soy de renta antigua y calculo que el propietario de mi piso percibe unos 40 euros de los 200 que pago. A mi me parece estupendo, pero al propietario seguro que no tanto. Esta situación tampoco es justa. No todos los propietarios son explotadores sin entrañas. Haz el ejercicio de ponerte en su lugar.
Lo de la vivienda digna depende mucho del punto de vista. ¿Tú tienes una vivienda indigna? ¡Amosanda! Y las viviendas de lujo siempre han sido para los que pueden permitírselo. Yo, por vivir, preferiría la Avenida del Tibidabo, pero me conformo con lo que ahora puedo pagarme, y así será en el futuro, probablemente fuera de Barcelona.
Tienes toda la razón en que el precio del suelo y del ladrillo hace muchos años que se disparó y ningún gobierno aún ha sido capaz de regularlo, pero no ha sido precisamente el socialismo el promotor del liberalismo salvaje.
Respecto a los impuestos de Barcelona, es cierto, es una ciudad excesivamente cara. También es una ciudad que tiene unos servicios excelentes. Y aún falta mejorar el transporte público para que sea una alternativa real al privado, y mejorar la seguridad, y mejorar un montón de cosas. Algunos trabajamos en ese sentido.

No se... Igual el dia que el transporte publico sea eso, publico y gratuito,
Público ya lo es. A tu casa, por poner un ejemplo, llega el metro y varias líneas de bus diurno y nocturno. Y para que sea gratuito, deberían aumentar un 200% los impuestos, que por cierto sólo pagamos algunos, claro. ¿Estás dispuesto a pagar como un loko para ir gratis en metro? Porque el dinero sale, en parte, de nuestros bolsillos.

no haya paro
Vale, nacionalizamos todas las empresas, impedimos que las multinacionales se vayan a Asia cerrando las fronteras y mirándoles enfurruñados… e instauramos un régimen comunista totalitario en el que cada uno trabaja para lo que es más adecuado, algo que decide un tribunal del gobierno. (Y a continuación, tú te desmayas.)

ni hambre, ni pobreza,
Insisto, algunos trabajamos en esa dirección, sin demagogia. Pero para ello salimos de casa, colaboramos con ongés, con el municipio, etc. ¿Qué haces tú para luchar contra la pobreza y el hambre?

ni especulacion urbanistica e inmobiliaria con alquileres dignos y no tener que pasar factura a un banco e hipotecarse hasta las cejas, que cada uno se pueda expresar en el lenguage que mas le apetezca (siempre que sea comprensible)
Debemos vivir planos diferentes. ¿Cuándo te han impedido expresarte en castellano? Nunca, Richard. ¿Te has encontrado con algún borde? Quizá. Yo también. Aquí, fuera de aquí… Pero que tu derecho constitucional a expresarte en tu lengua vernácula haya sido conculcado no te lo crees ni tú, bonito mío. Que Eva tenga problemas en instituciones oficiales lo entiendo (y no me gusta un pelo) gracias a la política nazionalista tanto de CiU como de ERC, pero tú, ¿problemas?…

o no haya zonas azules, ni verdes,
Ni se mezclen churras con merinas… Pero ¿qué demonios tendrá que ver? Lo que pasa es que te escuece que el Ayuntamiento prime una ciudad para los peatones, tú, que vas a la panadería en coche, y que lo puedes pagar además. Ay, Señor…

ni peajes en la autopistas,
Comparado con qué, porque por atravesar Europa por autopista te crujen, querido.

den ayudas a la gente entre 35 y 65 años,
Hay un montón de ayudas Rich. Y para los menores y mayores de esa franja también.
http://www.gencat.net/benestar/
http://www.mtas.es/

no haya trabajo ni contratos basura
Los contratos basura y la precariedad laboral son una invención del capitalismo salvaje. Hay que mejorar muchas cosas y en eso estamos. Pero es eso tienen que colaborar también los trabajadores, porque de ellos es la fuerza laboral. En fin, que la lucha obrera está lejos de terminar, aunque a nadie le guste que le llamen obrero, que esa es otra.

ayuden a los enfermos, ancianos y necesitados sin que les roben su pension a cambio,
¿Has oído hablar de la ley de dependencia? Por cierto, es socialista. Y algunas veces no llegan las ayudas públicas porque no se saben buscar.
¿les roben la pensión a los ancianos a cambio? ¿Algún ejemplo comprobable y denunciable?

que tanto inmigrantes como no tengamos los mismos derechos y no ellos tengan tantas faciidades,
¿a qué facilidades te refieres? Pon unas cuantas “facilidades” encima de la mesa y las discutimos, pero no hagas demagogia con la inmigración o te recuerdo el tiempo en que aquí los andaluces, los extremeños, los murcianos, y los gallegos eran considerados ciudadanos de segunda por algunos racistas porque "les daban pisos", hablaban raro, cocinaban raro, olían raro, hacían ruido, venían “a comerse nuestro pan”… Ojito con la xenofobia, que nos puede caer encima en menos que canta un gallo.

que ayuden a la investigacion y desarrollo y un millon de cosas mas, entonces igual me lo pienso y me da por votar De momento ni los socialistas (ni nadie) han conseguido tales propositos, por cierto no muy complejos que digamos, por lo que ni creo en ellos ni van a hacer que yo pierda mi tiempo ni en escucharles ni en dedicarles mi ni un minuto a votarles. Solo se que prometen mucho y cumplen poco. Y lo que cumplen eso bien papel mojaod o ilusiones opticas. Eso si ellos se pegan comilonas, viajan y viven como marqueses en la opulencia, cobrando unos sueldos dignos peromitendose algunos que otros lujos, para muestra la cara de zampabollos se le puso a Felipe gonzalez al llegar al poder... es que ya ni le cabia la chaqueta de pana con coderas ;)
La ayuda a la investigación va aumentando, te lo creas o no, aunque reconozco que menos de lo que querríamos algunos. Pero reconoce que no dedicas ni un minuto a escucharles porque la política te aburre soberanamente. Y te resulta infinitamente más agradable soltar parrafones demagógicos como este que ponerte a trabajar en algo que implique compromiso social. Vaaaaa, que hace tiempo que nos arrastramos juntos y nos conocemos, bacalao.

Ah, si y como dices gracias a los socialistas podemos casarnos pero por no tenemos dinero para pagar el convite y ya ni pensar en el viaje de novios.
Menos mal que siempre me haces reír. ¡Esta última frase es fantástica!
Vamos a ver, que dos personas del mismo sexo puedan casarse, además de (en tu caso) poner dos madelman en el primer piso de la tarta nupcial, significa la equiparación en derechos y responsabilidades de aquellos que han estado (y siguen estando en muchos países) perseguidos por preferir tener relaciones sexuales con personas de su mismo sexo.
Puedes casarte con tu pareja sólo con ir al registro civil y seguir los pasos necesarios. Baratito, baratito. El convite y el viaje no son nada más que folklore, que no influye nada en el ejercicio de tu derecho. No te tires el rollo, querido, que no cuela. Por cierto, ¿es también culpa de los socialistas que tu no ingreses millones de euros al mes? ¿O de que prefieres trabajar en lo que trabajas?

Tambien sigo pensando que la propuesta de bodas gays solo la hicieron factible por que les interesaban votos de dicho colectivo.
Huy, si, cientos de millones de votos, entre ellos el tuyo. Tú piensa lo que quieras, pero las bodas homosexuales son un paso más en la igualdad de derechos de las personas. Si la actuación política desde el socialismo fuese siempre pensando en votos sería todo muuuuucho más fácil. Con copiar las políticas demagógicas del PP, o de Ciutadans, tendrían bastante.

Soy apolitico, es mi opcion y pido respeto ah, y con mucha honra.
Si no participas no tienes ningún derecho a quejarte, no porque pases de política, eso es lo de menos. Es porque sólo protestas. Nunca has estado ni estás actualmente en ningún movimiento alternativo que trabaje para mejorar la ristra de cosas que dices que no te gustan. La ventaja que tienes es que otros siguen al pie del cañón, consiguiendo mejoras para todos, tú incluido.

buennnn rollitoooooooooooooo
Superdelamuerteeeeee ;-P

viernes, 3 de noviembre de 2006

Tres de los cinco tumores de Indiana eran

malignos. Según la veterinaria, con una profilaxis adecuada la cosa no tiene porqué ir a más. Empiezo a estar un poco cansada de esta puta vida.

jueves, 2 de noviembre de 2006

Frente al portátil, en pijama y zapatillas después de

ser interventora en una larguísima y agotadora jornada electoral que no ha tenido los resultados deseados, con la perspectiva de unas semanas llenas de incertidumbre y conversaciones para constituir de nuevo un gobierno de izquierda PSC-ICV-ERC que lidere el progreso social en mi tierra, he llegado al año y cinco meses sin fumar.

jueves, 26 de octubre de 2006

Ayer operaron a Indiana y todo fue bien.

Pero menudo mal trago. Le salieron quistes en toda la línea derecha de mamas y han tenido que quitarle dos por completo, además de abrirle las otras tres para sacar lo feo y analizarlo. El jueves que viene sabremos si la cosa se queda en anécdota o seguimos para bingo. De cualquier forma, es una campeona, que se dejó pinchar el suero sin necesidad de bozal ni nada y cuando fui a recogerla a la clínica quiso tirar la puerta abajo de la sala de espabilamiento al oirme. Ahora mi vida se resume a vigilar que no se chupe las heridas; el momento "collar isabelino", vulgarmente llamado "campana", solo lo abordamos en noche cerrada y ayer apenas dormimos. Me voy al sofá con ella, a vigilar que no se rasque porque ahora le empiezan a picar los puntos, pobre bestia. Ayer daba mucha penita verla tan chafada, pero hace unos minutos ya empezaba a querer jugar con la pelota. Dan unos sustos...


Indiana dormida en su/mi cama, al rato de salir del quirófano.

Indiana en su sofá, despertándose a ratos sin tener muy claro dónde está.

martes, 24 de octubre de 2006

Un día empezaron a aparecer comentarios en

este blog de un tal Doc Moriarty. Como no le conozco de nada me inquietó que alguien fuera de mi Algonquin particular me leyese. Por si te lo estás preguntando, sí, yo soy de las que parcelan internet ¿qué pasa? En fin, a lo que iba. Moriarty iba dejando sus opiniones hoy aquí, mañana allí, y hace unas horas decidí tirar del cabo. Oh, sorpresa, en pos del Villano he topado con uno de sus blogs, "The movie snatchers", dedicado a la crítica de cine y he decidido dedicarle un rincón permanente en mis "Enlaces selectos" (a tu derecha.) Los textos valen la pena (y no sólo porque coincidamos en que Spielberg sigue siendo el mejor, aunque reconozco que suma) y merecen que te detengas un rato en ellos. Hala, este es mi regalo de octubre para ti.


jueves, 19 de octubre de 2006

Empiezo la campaña con un poco de retraso,

pero es que no puedo estar en todo. He colgado un banner que te llevará directo a la web de José Montilla, donde puedes escudriñar el programa electoral socialista de cabo a rabo, en catalán y en castellano.
Aquí estará el banner hasta el 1 de noviembre, haciendo campaña para estas autonómicas. Lo descolgaré por la noche, cuando regrese del colegio electoral donde seré interventora [sí, soy de las que un día de fiesta trabaja gratis y encantada de la vida, para asegurar que el proceso democrático se desarrolla sin pucherazos y maniobras cochinas y mezquinas, que las hay. Igual un día lo cuento] O lo bajaré al día siguiente, depende de lo cansada que esté. Quiero pensar que cuando borre el banner "Jo, Montilla! lo haré con una sonrisa enooooorme en la cara. Eso significará que el socialismo -para mi la mejor opción- ha conseguido, de nuevo, la confianza de los catalanes. Y que Monti será el próximo presidente de la Catalunya social, porque las personas somos la base de la política socialista.

Sospecho que estoy un poco obsesionada, porque

hoy he vuelto a soñar con cigarrillos. Noche cerrada. Estaba subiendo a la última planta de una casa con almenas en un ascensor de hierro forjado cuando he empezado a deslizarme por Paseo de Gracia en la misma caja del ascensor, ahora en horizontal y sin techo, como una vagoneta minera pero con calados. Como no había conductor, ni caballos, ni nada, sólo yo al frente, he temido llevarme por delante a unos cuantos hombres y mujeres vestidos con túnicas blancas que veía al final de la calle. He deducido que debía ser la Mercé, o Todos los Santos, o alguna fiesta ciudadana de esas en las que nunca participo, y los de la túnica componentes de una agrupación lúdica, o así. Total, que la caja de hierro forjado, pesadísima, ha frenado suavemente delante de sus narices. Varios fumaban. Una mujer de pelo rizado, casi como Harpo Marx, se ha apoyado en la caja mientras daba caladas a un piti y, algo pesarosa, me ha explicado que quería dejar el tabaco pero le resultaba difícil. Yo, ligeramente alucinada aún por no habérles arrollado, asentía con simpatía hacia ella y el resto, que me miraba de reojo. En ese momento, no me preguntes porqué, he empezado a intuir que el grupo de las túnicas pretendía asesinarme.

Moraleja: No leer las crónicas de Richard sobre el festival de cine fantastico de Sitges antes de ir a dormir.

miércoles, 18 de octubre de 2006

Y ya van tres noches fumando sin parar. Debe ser

por eso que me levanto con dolor de garganta. No han sido tres días seguidos; el último fue anoche. Tampoco es que fumase demasiado. Recuerdo que la cajetilla era de cartón-cartón, blanca y verde (¡olé!) y creo que sólo quedaba el cigarrillo que cogí. En cambio, no recuerdo si me lo fumé o no. Sospecho que no porque mientras lo sacaba del paquete me sentía un poco culpable. Las otras dos veces no las tengo tan nítidas, porque hace más tiempo, pero si me veo con claridad dándole una calada al cigarrillo mientras mi pensamiento se desdoblaba. Por una parte, tuve miedo que esa calada me hiciera recaer de nuevo. Por la otra, me creía capaz de superar la adicción tras ese cigarrillo. Real como la vida misma, siempre pensando dos cosas contrapuestas a la vez, hasta en sueños.

Cristina de Roser, si lees esto, ¡felicidades por tus cuatro meses y pico! Y sí, el proceso es duro y es cafre, pero vale la pena :-)

viernes, 13 de octubre de 2006

Voy a llegar tarde a una cena porque he tenido que

practicar una autopsia a un pollo y me he tirado media hora. Una servidora, que es muy lista y por ahorrar dos euros ha comprado un pollo entero. Jamás hubiera imaginado la cantidad de cosas que trae un pollo que no son propiamente pollo, vamos, que el bicho va más alla de dos patas, dos alas y dos pechugas. De serie viene con un estómago lleno de cosa amarillenta (a la basura), corazón, riñones y otra cosa redonda también sanguinolenta (a la basura los cuatro), hígado (marrón) con hiel (verde). He tirado la hiel y un trozo de hígado, por si se había contaminado. Y hay otra cosa gorda y redonda dentro, que no he logrado adivinar a qué correspondía. Espero que no fuera un mp3 de regalo camuflado porque también está en la basura.
La columna vertebral que va también para el caldo, a la basura, porque ha quedado aún más fraccionada que las víctimas de Jack el Destripador. Las alas (2), el cuello (hay que ver el cuello, lleno de tubos transparentes y resbalosos) y un trozo de algo lo he guardado por si da para una taza de consome. Las patas sin piel y las pechugas, sin piel y abiertas de tal forma que al final me pedían clemencia, las he guardado.
Bien, lo he hecho, he sido capaz. Hala, ahora a por el próximo reto: tirarme en paracaidas (o encontrar trabajo.) Pero pollo entero, nunca más. Y menos mal que venía muerto. Pobre bestia.

miércoles, 11 de octubre de 2006

Parisa, Iran, Khayrieh, Shamameh, Kobra, Soghra y Fatemeh

son siete iraníes condenadas a morir lapidadas por adúlteras. Hace falta ser muy bestia para aprobar y favorecer la pena de muerte y aún más bestia para asesinar a pedradas en nombre del Estado. A estas siete mujeres, vestidas de blanco con un kafán y con la cabeza tapada por un saco también blanco, las enterrarán por separado hasta la cintura. Cerca de los hoyos aparcará un camión volquete cargado con piedras para proporcionar munición a los iraníes (el pueblo llano) que allí se congregen dispuestos a matar a siete personas indefensas. La ropa blanca de las mujeres condenadas acabará completamente roja, teñida con su sangre. Para asegurar que hayan muerto, los soldados golpearán las cabezas de estas mujeres con una pala. A grandes rasgos, esto es una lapidación. Si quieres, puedes luchar en contra.

lunes, 9 de octubre de 2006

Hoy he hecho una entrevista de trabajo: 845 euros

netos al mes. He calculado que trabajo un par de meses y me tomo un año sabático. En fin... es lo que hay, de momentooooooo. He pasado el primer filtro y me falta el segundo, la semana próxima o así. El trabajo no es muy complicado. Nada complicado, para ser sincera. Bueno, el trabajo es para tontos, y claro, así lo pagan de bien. Aunque hay otros trabajos para lumbreras, tipo Subdirector General de lo que sea, que están mucho mejor pagados, pero estos nunca me llegan. Y existen, porque he conocido a tipos más bien hondos que se han colocado, laboralmente hablando. Ahora enviaré un curri a una amiga cuya pareja tiene un amigo que conoce a... Esta es la cadena, a grandes rasgos. Mientras el eslabón que me toque esté en su sitio cuando llegue mi A4 con foto, tengo bastante. Y así hasta lograr alcanzar los 1000 euros al mes. Guau, la bomba.

domingo, 8 de octubre de 2006

Me gustaría comentar un montón de cosas:

la muerte de Anna Politkóvskaia, la periodista rusa asesinada a tiros en el ascensor de su casa. O la larguísima pre-campaña electoral en Catalunya, donde todos van contra todos, y las huestes de CiU están en sus guaridas en prosición de preparadoslistos. Más nos vale ganar las elecciones, porque el deseo de venganza se amplifica por momentos. También, porqué no, daría mi opinión sobre la carga salvaje de los okupas en el Raval el jueves pasado, con obús casero incluido. Pero no me apetece. Tengo sueño y voy a tumbarme delante de la tele a ver lo que echen, hasta caer dormida y soñar que voy al Paseo de la Fama a limpiar mi estrella.

sábado, 7 de octubre de 2006

Bueno, yatá

Mi blog y yo hemos emigrado hacia una tierra mejor llamada Blogger Beta. Me ha costado un post, el último que había introducido avisando del cambio, pero no importa, tampoco postulaba para el Nadal con él. De momento le he cambiado un poco el aspecto; me resulta más fácil añadir contenido extra, como el de la columna de la derecha, y puedo añadir palabras clave a cada entrada, que siempre te queda el blog más ordenado, más curioso.
Mañana me toca boda. Anna se casa con su novio y Xavi y Jordi me pasarán a buscar sobre las 11. Me da un poco de pereza, no por ella, pero sí por aquello de vestirme, maquillarme, ir con medias y cumplir con el resto del ritual. Bueno, a mediodía nos darán gambas, o algo por el estilo, y quizá eso compense.
Será mi primera boda sin fumar. Espero tener suficiente pan cerca para hacer bolitas con la miga; será de mala educación, pero calma los nervios.

jueves, 5 de octubre de 2006

Si yo fuese otra, hubiera muerto de un infarto

esta tarde en comisaría. Tras dos horas de espera, me atiende un policía bonachón y un poco harto de turistas desplumados, encantado de compatir idioma con una víctima. Me toma los datos y cuando llegamos a "propietario del vehículo" le doy el nombre de mi santa madre. Lo teclea, mira fijamente la pantalla, ídem conmigo y me pide "nombre de su abuelo, por favor". Perpleja pero sin mover un músculo de la cara se lo doy, lo teclea y dos segundos después suelta, aliviado: "ah, no". "¿Ah, no, qué?" inquiero; "es que la propietaria constaba en búsqueda y captura". En ese momento he hecho un fastforward de mis 43 años, por si recordaba en qué momento mi dulce y octogenaria madre había asaltado Fort Knoxx (y dónde podía haber escondido los lingotes), pero sin perder la sonrisa por aquello de hacer pandilla con el poli; nunca se sabe si he de salirle fiadora a mi madre, que todo el mundo tiene un pasado, y más con 83 añazos.
Cuando he llegado a casa he corrido a contárselo a Ma Baker, que riendo me ha explicado que comparte nombre y dos apellidos con una prófuga de la justicia. Se enteró hace años, al denunciar que le habían robado el monedero. Me inquieta pensar que mi madre guarde para sí secretos que puedan tener influencia en mi futuro. De la misma forma que un día me confesó que solía remolonear (a sus 70 y pico) junto a los furgones blindados que llevan o retiran dinero de los bancos, "por si un día se les cae una saca mientras cargan", para pillarla y salir corriendo ¿quién me dice que su mente criminal no sigue maquinando durante la telenovela, mientras finje que dormita aferrada al mando a distancia? Señor, menuda reencarnación llevo.

¿Pero qué es ésto? ¿Un maldito complot?

¿Donde venden las tarjetas de transporte público? ¡Pues en los estancos! Bueno, y en las taquillas del metro, pero me pilla a tres travesías y es un coñazo, ¡y tampoco me acordaba, hombre ya! Pues nada, he entrado en la expenduría de turno, me he insertado entre un señor que ha comprado una cajita de Farias y una mujerota que ha pedido un Malboro light. ¡Coño! ¡ya que fumas, fuma del todo y no la mierda del light, hostia. Oh, me ponen negra estas y esto fumadores. Pues que sepan que el cáncer te da igual con o sin light. ¿Pues no se quería colar, la muy desgraciada? Nunca sabrá lo cerca que hoy ha estado de la muerte.

Joder, que me llega a pillar el robo con trabajo, y esta tarde estoy encargando una moto nueva. Y encima, cada vez que veo la bici en el recibidor, espléndida, le daría siete patadas. Parece que se ría y todo.

Así se muera el hijo de puta que me ha robado la moto

Así tenga un ataque de diarrea durante un concierto en el Forum.
Así le pierdan la maleta en el aeropuerto durante el resto de su vida.
Así le quiten todos los puntos del carné y le suspendan la Selectividad.
Así se trague un paraguas y se le abra en el estómago.
Así reciba 500 mensajes de spam diarios en su correo.
Así su móvil se le conecte a internet automáticamente y se de cuenta cinco horas después.
Así le operen de fimosis y el cirujano estornude en el momento crítico.
¡Hiiiiiijoooooo de puuuuuuutaaaaaaaaaaa!

Me han robado la moto

Era una Scoppy roja, astrosa y llena de cicatrices, que funcionaba estupendamente bien. Anoche la dejé aparcada delante de casa, como siempre. Esta noche, como llovía, me moví en taxi, y la verdad, no me di cuenta de si estaba o no. Acabo de llegar a casa y voló para siempre. Incluso he dado una vuelta a la manzana por si me había vuelto loca, o por si llegaba el milagro y aparecía en algún rincón extraño. Pero no. Mañana iré a denunciar el robo. Espero que esta vez los Mozos de Escuadra no me tomen por la criminal, como solía hacer la Nacional con cualquiera que entraba en una comisaría.
Hay dos cosas chungas en esta historia; una: que no puedo comprarme otra de momento. Dos: que hace un par de días soñé que me robaban la moto. En el sueño la había aparcado en un barrio chungo, iba a buscarla y sólo encontraba el manillar y la rueda delantera atados a una farola.
Mi pobre moto. Sólo han podido robarla para llevarse piezas, porque hay cincuenta motos mejores aparcadas en la misma cera. Espero que quien la monte o aproveche piezas de mi moto sufra un accidente que le deje tetrapléjico un mínimo de treinta años. Y que ni su familia ni sus amigos le ayude a librarse de esa condena. Hijo de puta.

miércoles, 4 de octubre de 2006

Pintura de techo para zona de fumadores

Me lo ha enviado Roser.
Me encanta su vena gore,
se parece tanto a la mía...

No voy a volver a fumar (de momento)

porque decir que nunca más lo haré sería estúpido. Pero muchas gracias por los ánimos (sois una monada). No pasa nada que no lleve sucediendo desde hace un año y pico: las ganas de fumar no han desaparecido ni un minuto. Se han dado casos de personas que dejan de fumar y no tienen mono ni nada (que en ese caso, lo justo es que se queden sin puntos en el carné, o que la resistencia de la lavadora se les llene de cal todas las semanas) pero lo normal es el via crucis que llevo contando en este blog desde hace 16 meses entre bromas y veras, que por otra parte es su razón de ser.
La semana pasada fui de público a un programa de televisión que se graba en falso directo, y cuyo invitado era Lluís Homar, en promoción por La distancia. Ya fuera de cámara, no recuerdo el motivo, le contó a la presentadora que hacía ocho años que había dejado el tabaco, pero que en ese momento, al terminar la entrevista, se fumaría un cigarrillo. Instantáneamente le declaré mi héroe, y así sigue a fecha de hoy. Yo le entiendo perfectamente. Y él me entendería a mí, estoy segura. Aupa Lluís.

lunes, 2 de octubre de 2006

Que ganitaaaas tengoooo de fumaaaaaaar

y llevo así tres semanitas. Mardito el dia que dije "basta". Pero como lo dije, me aguanto. Ademas, ahora que no fumo, viendo lo chungo que lo tienen los que fuman (públicamente I mean), acabaría pegándome con todo el mundo. Hala, ajoyagua. Voy a por un zumo o algo.

(Hoy hace un año y cuatro meses. Me he acordado ahora. Pues qué bien.)

domingo, 1 de octubre de 2006

Recuerdo la primera vez que voté. Tenía 19 años

y desde entonces, un 28 de octubre de 1982, he votado socialista en todos los comicios, estatales, autonómicos y municipales, casi siempre convencida, alguna vez ayudada por la fe. Recuerdo que viví aquella jornada con energía y con el sentimiento de que nos estábamos jugando algo importante en el futuro. ¿El qué? Ni idea, confiaba en mi instinto. Entonces, aunque me interesaba la organización social, no tenía referentes políticos. Tampoco en mi casa se hablaba demasiado del asunto. Mi padre nos explicaba que durante la Guerra Civil fue fiel a la República luchando con las Brigadas Internacionales, que los facinerosos eran los militares que se levantaron contra el gobierno legalmente constituido y poca cosa más. Entre lo poco que nos explicaba también recuerdo su insistencia en lo importante que era votar. Decía que en España había muerto mucha gente por defender ese derecho y debíamos corresponder a su valor, porque no teníamos ni idea de lo que cuesta recuperar la libertad. Era un padre desastroso, pero un excelente orador. Hace 24 años, mientras trabajaba en el taller, mi padre me preguntó a quién iba a votar y respondí que al PSOE; me pidió que lo razonase y respondí "porqué este país necesita una revolución". "¿La revolución?", mi padre me miró, sonriendo de oreja a oreja, y siguió trabajando. Recuerdo que mantuvo la sonrisa durante un rato largo.
Hoy domingo, 1 de octubre, celebramos que hace 75 años las españolas tenemos derecho a votar.

miércoles, 27 de septiembre de 2006

Se llama bibicleta y sirve para desplazarse por ahí

Ayer, tras un rapto de sinceridad conmigo misma, di de baja el gimnasio. Esta mañana he ido a por mi nueva bici y espero salir a dar una vuelta diaria. A ver si sí. Esta vez será diferente a la otra, hace unos años, cuando arrinconé la moto a favor de la bici. La segunda vez en tres meses que me descubrí dando gas para salir de un semáforo en rojo volví a los brazos de mi Honda Scoopy de siempre, regale la bicicleta a una amiga, a ella se la robaron la primera semana y colorin colorado.
Las hay baratas, normales, caras, muy caras y tuestáschalada. Mi bici es de las normales. Ruedas de 20 cm de diámetro, cambio Shimano (o frenos Shimano, algo en la bici se llama Shimano y parece que eso es bueno) y se pliega. Ayer o anteayer estuve charlando con Duaita un rato sobre la bici. Ante la avalancha de información que le solté sobre los beneficios del ciclismo, todo encontrado en internet, Duaita me dijo que no esperara milagros, pero que si a ella le gustaba la bici era porque, mientras pedaleabas, te dirigías a algún sitio. Mujer sabia mi amiga. Y añadió que, además, tenía más valor plegable porque en caso de apartarla de tu vida cabía debajo de la cama. Doblemente sabia esta mujer. Y práctica, como buena Virgo.

miércoles, 13 de septiembre de 2006




"Aquel que busca el corazón del relato en el espacio que está entre la obra y quien la ha escrito se equivoca: conviene buscar no en el terreno que está entre lo escrito y el escritor, sino en el que está entre lo escrito y el lector".

Amos Oz. Una historia de amor y oscuridad. Editorial Siruela ,pág. 46

martes, 12 de septiembre de 2006

Rebasé los 15 meses sin humo en Punta Cana

pero, con sinceridad, apenas me acordé de la efeméride. ¿Que qué tal Punta Cana? Bien, gracias. Mucha playa, mucha siesta bajo palmera, mucha agua, mucha lectura, y poquísimo contacto con la realidad dominicana. En una excursión a Higüey pudimos comprobar que la pobreza en ciertas zonas es extrema, aunque menos que la de sus vecinos haitianos, inmigrantes que son mano de obra barata en el cultivo de la caña de azúcar. En esa excursión, desde el camión militar camuflado de tigre en el que íbamos, dos mujeres jóvenes lanzaban rotuladores, gomas Milán nata, sacapuntas y otras baratijas a los niños que nos salían al paso. Les pregunté el motivo y la que mandaba, con suficiencia, me contestó que para eso los niños corrían tras nosotros, y lo sabía porque ya habían estado antes. Era su forma de contribuir al desarrollo escolar. El momento escalofriante fue cuando estas damitas del ropero arrojaron desde el camión unos colores a una niña en medio de una carretera, a la vez que nos cruzábamos con un coche. La niña tuvo el tiempo justo de saltar al arcén, alentada por los bocinazos del coche, que tampoco hizo un gran esfuerzo por detenerse. A partir de ahí, tras las exclamaciones de algunos (yo y dos más) del camion, las chicas caritativas empezaron a lanzar los rotuladores con intención de que no cayesen en medio de la calzada. Estaría bien empezar a cambiar la mal entendida solidaridad por la cooperación para el desarrollo. Aunque creo que estas mujeres hacían esto con buena intención, a mi me recordó cuando, acabada la guerra civil española, recién tomada Barcelona por los fascistas, soldados italianos lanzaban mendrugos de pan a los barceloneses desde un camión mientras les filmaban (mi mamá lo vivió en directo).
Bueno, ya he regresado mentalmente.
La foto del césped es mía, de mis pies pisando un pueblecito del interior de República Dominicana del que ignoro el nombre (porque soy una desgraciada que jamás admitirían en Lonely Planet.)
Esta otra la he robado de la web de Duaita, que ha subido fotos nuevas, porque al mirarla he visto el perfil del continente americano, incluido el azul del mar. Aunque si la miro más también distingo la cabeza de un alce oliendo una trufa gigante. No sé, igual si que debería tomar litio o algo...

miércoles, 30 de agosto de 2006

Bueno, chao. Cuando regrese cuento cosas

Porque volveré, aunque ganas, ganas, lo que se dice ganas, pues no. Para aislarme aún más me llevo un libro que apunta lo mejor: "Una historia de amor y oscuridad", de Amos Oz. Me lo regaló Bárbara; sólo por su dedicatoria ya vale la pena. Y para que tú también tengas algo que leer te dejo un enlace interesante: la web donde Duaita tiene alojada su obra, mitad fotografía, mitad ilustraciones. Lo último que ha subido es una serie de bodegones. Aunque me gustan todos, mis preferidos son "La creació" y "De colors". Pero también "El roig", "Les cireres", "Petxines" y"Girasols". Recuerdo el otoño que subí a su casa de Olot y nos dedicamos a hacer fotografías, Duaita con su Reflex analógica, yo con mi Cyber-Shot digital puesta en automático. Las dos hicimos buenas fotos, sólo que las suyas nacían de la reflexión y las mías de un dedo nervioso en el disparador. La mini foto que acompaña esta entrada es "Fruitart", una de sus piezas. Fotogénica ¿verdad? Me pasan a buscar dentro de cuatro horas. Me voy a la ducha y a prepararme un café.

sábado, 26 de agosto de 2006

Hay cosas que nunca cambian

En cuatro días me largo al Caribe y hace un rato me han asaltado dos temores. Uno es que los cafres del Prat me pierdan el equipaje, así que dentro de un rato saldré de casa y volveré con una bonita maleta aprobada por la IATA para que viaje a mi vera.
El otro temor es que voy a pasar un rato largo -todo el Atlántico- metida dentro de un avión sin poder fumar. Teniendo en cuenta que a mi no me afecta la prohibición porque cumpliré el año y tres meses sin Camel en República Dominicana, reconozco que puedo haber dejado el tabaco, ¡pero jamás dejaré de ser tonta perdida! Ah, qué momento...

Esta madrugada he aprendido a planchar con ceras

Hubiera continuado durante horas, pero a las 3 de la mañana Eva ya nos había ofrecido suficiente hospitalidad. Realmente, debe ser una maestra fantástica porque tiene la paciencia de Job. Miguel se reveló como el artista más arriesgado, sacándole a la plancha muchas posibilidades. Richard (que ya vuelve a tener su blog bien alimentado) quería más y más, y yo hice las tres que he colgado aquí. Para ser la primera vez no está mal.





lunes, 14 de agosto de 2006

miércoles, 2 de agosto de 2006

¡Aúpa Amparo!

¡Que ya llevo un año y dos meses sin fumar! Para celebrarlo, he iniciado la operación "pintar mi habitación". La última vez, hace ya unos años, me dije a mi misma que la próxima tendría suficiente pasta para que lo hiciera un pintor. Esta tarde he vuelto a prometerme lo mismo, pincel en ristre apuntando al techo, como hizo Escarlata en las tierras de Tara, solo que ella sostenía un rábano. Espero acabar mañana y volver a la normalidad, con las cosas en su sitio de nuevo. Ahora mi casa es como el cajón de las piezas del tetris antes de que alguien las encaje. Además, mañana será un gran día: tengo la segunda visita con la enfermera KH-7. Debería haber apuntado todo lo que he comido estos últimos siete días, pero ¿qué le voy a poner? ¿Verdurita y pollo a la plancha para almorzar y atracón de galletas de naranja y chocolate, con helado de guarnición para cenar? Me inventaré algo, o pondré cara de perro pachón, o dejaré que primero me pese y si el saldo es a mi favor, igual hasta me hago un poco la chulilla (que intuyo que va a ser que no... ) Magalí, mi limpiadora (una boliviana doctora en Farmacia que en España limpia casas, viva el progreso) ha visto una foto mía de cuando era delgada y podía enfundarme en un vestido rojo de licra (hace ya mucho tiempo, en una galaxia muy lejana.) Ha mirado la foto, me ha mirado, ha vuelto a mirar la foto y me ha dicho: "hay que ampliarla, para ver si así...". Y después me ha aconsejado que baile, que baile mucho. Le he dicho que cuente con ello, que voy a pasar lo que me queda de paro bailando sin parar. A partir de ahora mi vida va a ser una juerga. Si todo es ponerse... Bueno, catorce meses sin piti. Sigo con ganas de fumar, con muchas ganas, pero me va costando menos aguantar :-)

jueves, 27 de julio de 2006

Me voy aquí

de vacaciones con Elena. Sí, por fin hemos cerrado el viaje esta mañana. Tengo la Visa destemplada pero yo estoy feliz, que es lo que cuenta. Si nada lo impide, y más vale que se así porque no estoy de humor para tonterías, pasaremos la primera semana de septiembre en Punta Cana (República Dominicana.) Sol, mar, ron, bachata, y si sobra tiempo igual leo. Dicen que República Dominicana crea adicción. Bueno, después del tabaco tampoco me parece lo peor a lo que engancharse.

lunes, 17 de julio de 2006

Brasil es otra asignatura pendiente

que algún día aprobaré, porqué lleva suspendida en el aire desde mis 10 u 11 años. De momento, aporto un regalo de los dioses: Tom Jobim (el tío más guapo do mundo) y Frank Sinatra juntos en el especial de TV "A man and his music + Ella + Jobim" (1967). Frank, más chulo que un ocho, fumando. Él podía.

viernes, 14 de julio de 2006

Muy pocas veces recuerdo que soy periodista

porque no ejerzo, porque lo mío no es vocación (quería cualquier licenciatura para cobrar más pasta y periodismo era la más fácil) y porque, con el tiempo, he aprendido a respetar y admirar el buen trabajo de muchos profesionales, que últimamente están jugándose (y perdiendo) demasiadas veces la vida y no me atrevo a llamarles "colegas". La cara B de una profesión tan digna es la legión de mangurrinos que ensucian y manipulan por tele, radio y medios escritos, sin que a nadie se le ocurra poner un "pero". Ayer, Tele 5 emitió un programa inclasificable para conmemorar los 9 años de la ejecución de Miguel Angel Blanco a manos de los asesinos de ETA. El programa mezclaba declaraciones de familiares y amigos del chico asesinado, con una narración de ficción que reconstruía sus dos últimos días de vida, los que estuvo secuestrado y la salmodia del tío (bestia) de una de las asesinas, justificando el crimen. El muerto, encarnado por un actor físicamente parecido a Blanco, era el narrador, y contaba cómo se sentía, en qué pensaba, el trato que recibió por parte de los asesinos etarras hasta el momento de su muerte, ¡todo inventado!. Dejando a un lado la rutinaria y plana factura del programa, el contenido, lo que contaba, era indignante. No era un reportaje, no era ficción, era pura y simple manipulación termomix de géneros de información y ficción para dar un campanazo, aprovechándose de un muerto y de la sensibilidad que cualquier español no psicópata tiene ante crímenes como el de Miguel Angel Blanco.
En Barcelona, hace nueve años, todos contuvimos la respiración esos dos días, esperando que los hijos de puta etarras no llegaran a cumplir su amenaza. Salimos a la calle todos, a pedir que nos devolviesen a Miguel Ángel vivo.
Confiábamos en que no serían tan despiadados. Nos equivocamos y cuando dieron la noticia de su ejecución, la ciudad quedó en silencio. La tristeza y la indignación de los barceloneses fue estremecedora. Hace 9 años, ETA perdió definitivamente esa guerra que dicen mantener con el resto de España. Creo que queda clara mi postura, tanto ante los crímenes de los terroristas como del asesinato de aquel pobre chico, muerto por meterse en política, por intentar cambiar el mundo. Igual que yo, él desde el PP, yo desde el socialismo. Pero volviendo al programa de marras, motivo de esta nueva entrada, me exaspera la falta de responsabilidad, tanto de los periodistas que han hecho ese bodrio, como de Tele 5 (la cadena del Duce Berlusconni), en un momento político tan delicado como el que estamos viviendo, estableciendo nuevos puentes para acabar con ETA mediante el diálogo y las mesas de paz. Si tras la visión del bodrio no hay reflexión, y mucha no la hay en un país donde triunfa Ana Rosa Quintana, Patricia Gaztañaga y otros personajes de similar ralea, es demasiado fácil caer en la manipulación. Y un país manipulado corre un alto riesgo de perder la libertad, con lo que cuesta recuperarla.

miércoles, 5 de julio de 2006

Brooklyn Follies

Leelo. Es puro Paul Auster, ese hombre que hace que escribir parezca fácil. La novela está narrada en primera persona por un divorciado que ha sobrevivido a un cáncer y regresa al barrio de su niñez para morir. En cambio, será ese regreso lo que le aliente a vivir, párrafo a párrafo, página a página. Es un "libro isla", de esos que cuando los lees hace desaparcer todo lo que te rodea. Me lo regaló Marta para mi cumpleaños, dos meses después. A eso le llamo tener buen instinto para los libros. Valió la pena esperar.

martes, 4 de julio de 2006

Primer dia de libertad condicional

Logré zafarme de la ex-agencia el mismo lunes y hoy he seguido el ritual "primer día de paro" paso a paso. Me he despertado a la misma hora que siempre; me he quedado en la cama hasta las 9, con animo revanchista y me he levantado de golpe a las 9.30, impulsada por un muelle invisible para inscribirme en tooooodas las webs de empleo que tengo localizadas. ¿Encontraré trabajo vía web de empleo? Nooooo, pero inscribirme me calma los nervios. Sólo falta que mi anterior jefe me pague el finiquito y la indemnizacion, pueda apuntarme al paro (para cobrar dos meses, pero son míos, qué caramba) y afronte un verano árido en varios sentidos. Ya veremos como acaba este paréntesis, si es que es un paréntesis. No, sí, va a ser un paréntesis.
Ahora mismo empezaría a fumar, pero al pensar en los casi 150 euros mensuales que se iban en humo, me reafirmo en la abstinencia (que la cosa está muy justa pa quemar ná de ná.)

AVISO A NAVEGANTES
Mi curriculo está en internet.

Hay un enlace permanente en el menú derecho,
para que los headhunters y los directivos ávidos de contratar
a perfiles con personalidad me encuentren a la primera.
¡Pásalo! ;
-)

viernes, 30 de junio de 2006

Hala, a la rueda de nuevo

Tenía que pasar antes o después. Hubiera preferido ser yo quien escogiera, pero la vida lo hecho hecho por mi. Acabo de ser oficialmente despedida. El motivo es que vengo "de agencia grande" y ellos son pequeños. Vamos, que no he encajado bien con el equipo. En eso le tengo que dar toda la razón al dueño del negocio. Pensaba moverme en septiembre, después de vacaciones, y empezar a buscar empleo en serio, pero ya que estoy en paro ¡eh! ¡busco trabajo! De momento, hasta que no salga nada, iré a ver a mis amigos del telemarketing. Siempre necesitan esclavos en turno de tarde y noche y prefiero ingresar, aunque sea poco, que ir gastando en el limbo de la incertidumbre. Espero estar fuera el 4 de julio. Le he pedido al dueño de la agencia que hagamos corto el trámite, porque me ofrecía quedarme todo julio para acabar lo que tengo entre manos, pero he negociado que traspaso todo el martes y me largo. Yo quería el lunes, pero no le va bien. Que cojones. Ay, Señor.
Mis esperadas vacaiones en el Caribe se van a hacer puñetas. Lo siento, Elena, te aseguro que ya me veía recorriendo la Rivera Maya contigo, pirámide arriba, pirámide abajo. Igual es que este año no me toca viajar.
Ahora que caigo, el 4 de julio es "independence day". Pues va a ser que sí.