Páginas

viernes, 17 de noviembre de 2006

El otro día vi "Una verdad incómoda", el manifiesto

ecológico de Al Gore sobre el cambio climático que estamos viviendo, y me he quedado horripilada. Ahora mismo puedo visualizar las caras de algunas personas que se dejan caer por este blog. Perfectamente las veo. Todas ellas me miran fijamente y no me escupen en un ojo porque tendrían que limpiar su pantalla a continuacion. Vale, tenéis razón todos; llego un poco tarde a la conciencia ecológica. Pero ¡si reciclo!, intento conectar los cacharros eléctricos a una regleta con interruptor (y uso el interruptor), la próxima lavadora que compre será A, ¡hasta compré una bici que estoy a punto de estrenar!... ¡Vale! Llevo muchos años contribuyendo a cargarme el planeta, ¡ya lo sé! ¡no me pongas más nerviosa! Vaya, que del desasosiego que me ha entrado llevo unos dias devorando webs sobre el cambio climático. También he colgado un banner arriba de todo que enlaza con la web de la película de marras del ex-vicepresi de los USA. Mira, da lo mismo si Al Gore habla mucho pero se mueve en avión, o si la peli parece una presentación de Apple, o si una vez leíste que los programas de reciclaje ciudadano son una pantomima y en realidad los ayuntamientos vierten todo en el mismo sitio. Hay que hacer algo por el planeta antes de que el planeta haga algo con nosotros. Claro que el mundo no se acabará, pero mientra nos extingamos viviremos de pena. Ah, no vale dejar de lavarse los dientes para no desperdiciar agua. Con cerrar el grifo mientras no te enjuagues es suficiente.

No hay comentarios: