Páginas

sábado, 30 de octubre de 2010

sábado, 23 de octubre de 2010

Abraham Lincoln dijo: "Es posible engañar a todo el mundo algún

tiempo. Es posible engañar a algunos todo el tiempo. Pero es imposible engañar a todo el mundo todo el tiempo". En su país nunca hicieron mucho caso a la frase y, desde que iniciaron la guerra contra Irak (o a favor de los lobbys industriales y petroleros yanquis, según se prefiera), tratan de engañar a todo el mundo durante todo el tiempo, acallando las protestas que les nacen en su casa y chantajeando en los despachos diplomáticos a quien trate de salirse del juego.

Pues bien, Bradley Manning, un soldado oficial de Inteligencia de los Estados Unidos de América destinado en Irak, ha dado un paso al frente y ha hecho suya la frase de aquel presidente republicano, investigando y filtrando en la red las atrocidades cometidas o permitidas por el ejército al que pertenece en Irak, buena parte contra civiles, entre otras informaciones que están poniendo en un brete al gobierno de su país. 

WikiLeaks es el medio que ha tomado el toro por los cuernos desde hace tiempo (sí, el asunto lleva días queriendo estallar pero no le dejan) y Julian Assange, su escurridizo fundador, está siendo atosigado sin tregua por los EEUU y resto de paises satélites (Reino Unido, Australia... )

A pesar de estar supra conectada no he percibido que en España la noticia esté liderando la información que nos sirven los medios, así que con esta entrada aporto mi granito de arena para difundirla.

Aquí tienes el enlace al artículo Una web y un soldado de David Ballota, riguroso y repleto de fuentes a las que acudir para comprender el alcance que podría llegar a tener este escándalo si no consiguen callar la voz del soldado, aunque lo estén intentando por todos los medios. Saltando de enlace a enlace verás que nos encontramos ante algo más que un escándalo político.

martes, 19 de octubre de 2010

A lo mejor todo el mundo tenía razón cuando me llamaban rara en el

colegio. Yo era la niña extraña, la que decía cosas que los otros niños no entendían. Normal, menos dos o tres que eran de mi cuerda, el resto de compañeros del colegio eran bastante limitados intelectualmente, o sea, tenían una inteligencia acorde a su edad.

Rescato lo de rara porque hoy, Día mundial del cáncer de mama, estoy escuchando declaraciones de mujeres que han pasado por lo mismo que yo y no me siento nada identificada con ellas. 

Una vez despejada la incógnita de mi supervivencia, ni tuve miedo, ni me sentí diferente, ni vi la luz, ni me cambió el carácter, ni le di más valor a los amaneceres, ni... Por supuesto, mi pronóstico fue excelente, la operación se llevó el tumor y bastante más tejido del previsto (una parte del bicho era muy malo) y las consiguientes terapias (quimio y radio) fueron lo que tenían que ser: un asco. 

Mi cáncer, un ductal infiltrante de grado I (no existe "el" cáncer, sino personas con cáncer) vino en el peor momento: sin trabajo, sin dinero, con una persona a mi cargo absolutamente dependiente (Grado 3, II, quien sabe de qué va se puede hacer una idea perfecta de su situación), pero con muchas amigas y amigos que me rodearon y me auparon. Punto. Se acabó el cáncer y en cuatro años también acabarán las visitas al hospital y dejaré de estar oficialmente enferma. Hoy por hoy, los efectos secundarios de la terapia hormonal hace que mi cuerpo se resienta con basurillas, que llevo con una dignidad absoluta por cierto.

Sigo escuchando bobadas, una tras otra. Que "si hay vida durante el cáncer", que si "te convierten" en una enferma... Vamos a ver, si no hay vida durante el cáncer es que tampoco la había antes. Y no "nos convierten" en enfermas: lo estamos. La capacidad de manipulación de esta circunstancia depende de cada cual y yo lo respeto, aunque no lo comparto en absoluto. 

Por respeto a todas las mujeres que he conocido con pronósticos realmente negativos que siguen peleando, y por las que ya murieron, todas las que hemos tenido cáncer de mama y lo hemos superado deberíamos, públicamente, colocar a esta enfermedad en su sitio: hoy, un cáncer de mama diagnosticado a tiempo no es una sentencia de muerte, sino un proceso que sufrirá una de cada tres mujeres adultas. Que la cirugía sea cada vez menos agresiva, que las terapias sean cada vez más efectivas no es "gracias a Dios", sino a años y años de investigación, lo único que vale en estos casos. Debemos presionar para que la Sanidad Pública aumente presupuesto para un diagnóstico precoz y para que cualquier mujer con cáncer, sea cual sea su situación, pueda dedicarse a superarlo con todas las garantías laborales, económicas y sociales, evitando que tengan que pasar por lo que yo pasé, sin ningún tipo de ayuda pública.

Si te interesa conocer mi proceso, en el lateral derecho de este bloc está la etiqueta cáncer. También puedes encontrar algunos enlaces de información sobre el cáncer de mama.

lunes, 18 de octubre de 2010

De un tiempo a esta parte a mi gente le resulta algo complicado

entender con qué me gano la vida. Y yo, que estoy especialmente torpe, parece que no acabo de explicarlo con claridad. Con este vídeo creo que todas las dudas se disiparán: soy gestora de comunidades digitales, vamos, que me paso el día internet arriba, internet abajo.

Y aquí la explicación inteligible ;-)

domingo, 3 de octubre de 2010

Tomás Gómez será el candidato por el PSM en las autonómicas

que están al caer el próximo año. ¿Que a mi qué? Bueno, algo me interesa de toda esta historia que se ha creado sobre las primarias entre Gómez, Secretario General del Partido Socialista de Madrid y Trinidad Jiménez, la candidata de Zapatero y de José enBlanco, que se mete en todo lo que puede el pobriño.

Lo que me interesa de estas primarias tan movidas que hemos vivido todos es el proceso democrático en el seno de un partido que hace tiempo ha olvidado que el poder reside en la militancia, y que a la militancia nos gustan poco las bulgaridades

Ahora, lo suyo sería un rápido contagio de esta forma de hacer en las comunidades que aún no tenemos la suerte de poder escoger quién queremos que nos represente. Y debería ser así porque, a pesar de que yo voto ideología y no candidata o candidato, me gustaría concer algo más que el nombre de los que van en las listas y el porqué se han ganado ese privilegio.

Tomás Gómez no ha ganado a Zapatero; ha reconquistado su derecho natural a ser el candidato que se enfrentará a la presidenta de Madrid. Y para ganar necesitará toda la ayuda del PSM, del PSOE y del resto de socialistas federados. Ahí estaremos porque los ultramontanos usarán sus peores armas para no perder el gobierno de la comunidaz del centro.

Esta noche Madrid será una fiesta para todos los socialistas de bien porque la democracia del partido ha salido reforzada.