Páginas

viernes, 30 de junio de 2006

Hala, a la rueda de nuevo

Tenía que pasar antes o después. Hubiera preferido ser yo quien escogiera, pero la vida lo hecho hecho por mi. Acabo de ser oficialmente despedida. El motivo es que vengo "de agencia grande" y ellos son pequeños. Vamos, que no he encajado bien con el equipo. En eso le tengo que dar toda la razón al dueño del negocio. Pensaba moverme en septiembre, después de vacaciones, y empezar a buscar empleo en serio, pero ya que estoy en paro ¡eh! ¡busco trabajo! De momento, hasta que no salga nada, iré a ver a mis amigos del telemarketing. Siempre necesitan esclavos en turno de tarde y noche y prefiero ingresar, aunque sea poco, que ir gastando en el limbo de la incertidumbre. Espero estar fuera el 4 de julio. Le he pedido al dueño de la agencia que hagamos corto el trámite, porque me ofrecía quedarme todo julio para acabar lo que tengo entre manos, pero he negociado que traspaso todo el martes y me largo. Yo quería el lunes, pero no le va bien. Que cojones. Ay, Señor.
Mis esperadas vacaiones en el Caribe se van a hacer puñetas. Lo siento, Elena, te aseguro que ya me veía recorriendo la Rivera Maya contigo, pirámide arriba, pirámide abajo. Igual es que este año no me toca viajar.
Ahora que caigo, el 4 de julio es "independence day". Pues va a ser que sí.

lunes, 26 de junio de 2006

Pereza - 1. Productividad - 0

Así estamos hoy. Bueno hoy, llevo así varios meses, pero algunas veces lo disimulo con trabajo. Hoy, además, me está cogiendo el toro por un curro que no hago y que debería pero que me da pereeeeeezaaaaaa. Esta imagen es mi fondo de escritorio actual y se titula "Yo". Creo que me define a la perfección. En fin, ya que no hemos sido puntuales al entrar, vamos a serlo al salir. A las 6.30 me largo, previamente raptada por Silvia, para asistir en la Filmoteca a una conferencia de un tipo que contará cosas sobre "Los pájaros". Hasta una mesa redonda sobre la evolución del coleóptero andino en el siglo XII me parecería más interesante que este trabajo mío (que me da de comer, así que no vamos a quejarnos). Un día de estos el jefe tomará medidas, me lo temo.

viernes, 23 de junio de 2006

Billy Wilder cumple cien años

"Todos los días miro las esquelas de los periódicos y me fijo sobre todo en la edad del fallecido. La mayoría son más jóvenes que yo. Me asusto y pienso: lo único que sucede es que se han olvidado de mi".
Billy Wilder
22-6-1906
27-3-2002

jueves, 22 de junio de 2006

Adios no

Pasqual Maragall anunció ayer de forma oficial que no se presentaba a las autonómicas avanzadas que tendremos en otoño. De todo lo que se puede explicar de este hombre, elijo la forma personal para decir que me sentí orgullosa de ser barcelonesa cuando gobernó mi ciudad como alcalde, y me he sentido orgullosa de ser catalana cuando ha presidido mi país. La fotografía que he escogido para acompañar este texto ilustra a la perfección el President que dejaremos de tener dentro de nada. Aún recuerdo cuando, hace muchos años, subida al "papamóvil", la oficina volante que usaba durante su etapa como Alcalde para moverse por Barcelona, me enseñaba todos los cacharros tecnológicos que había incluido con una sonrisa de oreja a oreja. Y también cuando, hace menos de un año, me topé con él en un miting y totalmente paralizada le sonreí tanto y tan alelada que se echó a reír y me estampó dos besos aunque jamás me reconoció. No soy nada mitómana; he estado junto a Buenafuente sin darle la menor importancia. Con Pasqual Maragall no se trata de mitomanía, sino de pura y simple admiración.

miércoles, 21 de junio de 2006

Una buena noticia: Roser estrena blog

Verde azulado, o azul verdoso, ya está aquí su blog, aportando sus cosas, siempre ricas. ¿Sabes esas personas con las que puedes reir hasta que duele el estómago, o puedes hablar durante días, en serio, en broma, en serio, en broma? Pues así es Roser. Bueno, así y mucho más. Una de las cosas que más me gusta de ella es la mirada tan especial que te dedica cuando le estás explicando algo que te sale de las entretelas y que quizá no has contado a nadie antes. Y cuando, después de la confesión, levantas la vista y la miras, sus ojos te esperan y te acojen y su boca te ofrece la sonrisa más fantástica del mundo mundial, así de fantástica porque le brota del corazón.

lunes, 19 de junio de 2006

No hay forma de desconectar ni un minuto

Acabamos (bien) la carrera contrareloj del estatuto, y empezamos la de las elecciones autonómicas anticipadas. Empiezo a estar cansada, y como no llevo la política en las venas, no le encuentro sentido a este sinvivir. El domingo del referendum me pasé doce horas tropezando constantemente con un interventora de CiU, tan de misa de 10 que me dieron ganas de despedirme con un "hasta la próxima victoria", pero no lo hice por si tengo que tragarme mis palabras. Sólo pensar que Catalunya puede volver a ser de derechas me produce insomnio. Pero el sobresalto es mayor si me detengo en la idea (que algunos de mis correligionarios apoyan) de volver a pactar con Esquerra. En resumen, los próximos cuatro o cinco meses, hasta las elecciones, van a caer chuzos de punta. Los catalanes vamos a ser lo peor del planeta, según los hp del pp, y si encima somos socialistas, ya no tendremos perdón de Dios, ni para los derechones de CiU ni para los de ERC, los chulazos de la puta llave.
En fin, que me tienen muy harta y no tengo ganas ni energía ni ná de ná. No quiero que me defina nadie, ni tampoco pasar de ser una persona a un elector. Voy a tumbarme a ver el CSI, a ver si cojo alguna idea.

miércoles, 14 de junio de 2006

La boda de Julia y el estatuto de Catalunya

quizá no tengan demasiado que ver entre sí, pero ambos me coinciden la misma semana, y aún pasan más cosas que no voy a enumerar, por una mezcla de pudor y pereza.
Creo que este frenesí de actividad a mediados de junio tiene que ver con el veranito que está a punto de estallarnos en las narices. Todos tenemos ganas de exteriorizar algo, lo que sea con tal de que se nos oiga. A l'estiu, tota cuca viu ¿no es así el dicho?
Empezando por la boda de Julita, el viernes nos casamos (plural mayestático, porque casarse, casars
e, se casa con Aída), compartimos almuerzo de celebración, nos vamos a casa, hacemos el equipaje y subimos en pandilla reducida (ocho, diez...) a una casa de colonias en algún punto del campo, donde el sábado se celebrará la fiesta que espera media Barcelona. Viernes de blanco, sábado de negro. Y en lo mejor del bodorrio, lo dejo todo y regreso a Barcelona para estar el domingo, despierta y puntual, a las 8 de la mañana en un colegio electoral, dispuesta a intervenir (¿o interventorar?) Lo mejor será no bajar el grado de alcohol en sangre hasta la noche, que empalmaré con la celebración de la victoria por el "sí" (se llama "precognición", por si a alguien se le había ocurrido definir la última frase con un adjetivo inapropiado...) Prometo contar la boda si sobrevivo al centenar de invitados, a los hijos que lleven con ellos y a todas las actividades que mi amiga habrá programado para que nos entretengamos. Igual el viernes meto el Cardhú en el equipaje. Igual sí.

miércoles, 7 de junio de 2006

Falta sangre

Lo sé porque acaba de llamarme Paco, del Banco de Sangre del Hospital de Sant Pau para que vaya. Deben tener el almacén bajo mínimos porque llevo dando sangre muchos años y sólo me han llamado en dos ocasiones pidiéndome que done ya.
Me tocaba en mayo y me despisté. No podré ir hasta final de junio, porque estoy con antibióticos por una muela malaje. Pero ya me he puesto una alarma en el móvil para ir corriendo antes de que acabe el mes.
Hace años hice una página sobre donar sangre, cuando no había muchos datos unificados, no tanto para dar una lista de centros sino para despejar las dudas que tiene mucha gente sobre esto de dar sangre. Te invito a entrar, por si sólo te falta algo de información para decidirte. Lo cierto es que falta sangre, y cuesta tan poco.

viernes, 2 de junio de 2006

UN AÑO, 19 horas y 25 minutos sin fumar

Soy una campeona. Dejando aparte que hace un par de días casi me agacho a recoger una colilla para darle una caladita, ya tengo superado esto del tabaco. Totalmente. Sin duda. Ha sido un año estupendo. Ahora tengo perra y mono. Soy muy feliz, siempre tan rodeada de animales. Hala, voy a celebrarlo con una cocacola. Un año ya. Por el amor de Dios.

jueves, 1 de junio de 2006

Recuerdo una cierta sensación de vacío hace

justo un año. Un día como hoy sabía que solo me quedaban 24 horas como fumadora activa. Sin tener la seguridad de conseguirlo, me lancé a una pelea con la ansiedad. De momento, voy ganando. Mañana será una fecha para celebrar. Dentro de dos años, de cinco, de siete, si sigo sin fumar, igual ya no me importa y no tendré ganas de recordar que una vez pensé que por intentarlo no perdía nada. Este mediodía he almorzado con unos compañeros de trabajo en un restaurante delicioso, escondido en una terraza soleada de un hotel de diseño. Unas virutas de foie, unas croquetas de Cabrales, pato laqueado digno de un mandarín, cava por única bebida. Al terminar, justo antes del café, uno de ellos ha sacado un paquete de Malboro light y, aunque ni siquiera pueda considerar tabaco a eso siendo una ex de Camel, he sentido el aliento caliente del mono en mi nuca.