Páginas

miércoles, 28 de enero de 2009

Estoy enamorada de internet, por la libertad

que representa y las posibilidades que ofrece. La red es un salto al vacío para mi generación, de esos de trampolín alto, cuyas posibilidades aún están por explorar y por explotar.

Y cuando mejor suena la música celestial, llega un panda de gilipollas a joder la sinfonía.

Me entero por el blog de Extrujado, porque le tengo reseseado, que han capado a Lamarde.
Lamarde es una mujer que a algunos de nosotros nos ha proporcionado pantallas y pantalla de gozo. En su fotobloc cuelga sus hallazgos gráficos sobre publicidad de tabaco y otras obras gráficas, siempre relacionadas con mi añorado vicio (añorado, añorado, añorado).

Lamarde debería estar patrocinada por agencias de publicidad, por facultades de antropología y por fundaciones dedicadas al arte. Lamarde es la Indiana Jones del arte al servicio del arte focalizado en el tabaco.

Lamarde tiene colgada su colección, fruto de sus investigaciones, en Flickr. En una cuenta de pago; la cosa tiene bemoles.
Bueno, pues recientemente los Sres. Flirckr (de Yahoo), le han comunicado que el contenido de su página (¿he dicho ya que ella paga por tener una cuenta avanzada?) es inapropiado y que si sigue así le cancelarán la cuenta.

Y, ágarrate a la brocha, eso ha sido así porque algunos usuarios han marcado su página como inapropiada.

Odio la censura, pero aún odio más la mogigatería. A los internautas que han marcado la página de Lamarde como inapropiada, sólo quiero decirles que aprovechen ahora, que aún dejamos vivir a los imbéciles porque estamos ocupados esparciendo esporas anticonceptivas por sus centros de reunión y de culto. Dentro de poco, la libertad y la inteligencia generada por la red y por los que amamos la libertad de escoger, acabarán con los que queden, sin que tengamos que mover un dedo más.

Mientras tanto, que os jodan pequeños imbéciles, cortos de vista, tontoslaha.
Jolín, con lo bien que iba y los pocos tacos que se me habían desmandado...

La noticia aquí.
La primera referencia, aquí, y ya que entras, méneala.
Lamarde, AQUÍ. Si te sale una página a medida de miedicas, di que sí quieres ver el contenido, entra y goza que eso jode a los censores. Y tú disfrutarás.

Y ahora, una de las abobinables, inmundas e inapropiadas imágenes que Lamarde cuelga en su fotoblog. ¿Por qué será que el arte siempre asusta a algunas pobres almas?

Nota de última hora:
En la página de Lamarde de donde saco esta foto, después de haber aceptado ver una página de contnido inapropiado a pesar del aviso de Flickr, y aún admirando la obra de arriba, encuentro un aviso enmarcado en azul que dice "Si has cambiado de opinión y no deseas ver este contenido, puedes salir presionando la tecla ESCAPE". Y un botón en azul oscuro que dice "¡Llevenme a los gatitos!".
Como no puedo creer que haya nadie tan imbécil para proponer algo así, pincho el botón "gatitos" y ¡voy a parar a una página con fotos de gatitos!
Me indignaría pero lo encuentro tan ridículo que ahora no me cabe duda que ganaremos la partida. Jajajajaja.


lunes, 26 de enero de 2009

Pues va a ser que igual si me libro. Me tienen

mareada con tanto "quimio sí", "quimio no". Entiendo que la doctora quiera asegurarse antes de someterme a unos medicamentos tan agresivos, pero como cada visita es una sorpresa mi emotividad está un poco mareada.
En vez de pasado mañana, la primera sesión me la han retrasado a la primera semana de febrero. Y como no pierdo la esperanza de encontrar trabajo, he logrado que me las pongan los viernes, así tengo el fin de semana para reponerme.
Cuando me dijeron que sí, que me tocaba pasar por quimioterapia, se me cayó un poco el mundo encima, lo reconozco. Hoy, cuando me ha dicho que estoy tan al límite que necesita una segunda vuelta con el patólogo (el señor que analizó el bicho que me sacaron y le puso nombre) para estar segura del tratamiento. Y yo se lo agradezco, porque (nota especial para algunos que me han dicho "bah, cuatro sesiones no son nada") la quimioterapia, sean cuatro sesiones o más, entraña sus riesgos. Un poco de neumonía, un poco de leucemia, un poco de trastornos cardíacos, "que igual no pasa nada", pero como me está pasando de todo, mejor sería que la quimio se la pusieran a otro.
Y lo que seguro da es bajada de defensas hasta el sótano 2 con todo lo que comporta, diversos trastornos en la piel y las mucosas ("todas" las mucosas), caída del cabello, retención de líquido, cansancio, dolores musculares y un sinfin de puñetitas más que no tengo necesidad de pasar gratuitamente.

Por todo eso le agradezco a mi doctora que quiera asegurarse, pero mi proceso se está convirtiendo en una montaña rusa. En fin, ahora tengo las transaminadas en pie de guerra. Toda mona, la doctora me ha explicado que no se trata de metástasis porque un cáncer en el hígado da otros indicadores, y no transaminasas. Le he asegurado que ni se me había pasado por la cabeza estar más enferma de lo normal, que nunca pienso en lo peor y que mis transas pueden estar así gracias la mutación en foie de mi pobre hígado. Ella ha estado de acuerdo, pero me ha enchufado una ecografía hepática.

Total, que menos mal que ya no tengo cáncer. No puedo imaginar el desgaste que deben tener las personas que sí lo tienen y tratan de quitárselo de encima. Ni el desgaste de sus familiares.
Aunque de lejos, he seguido el proceso de la familia de una de mis mejores amigas. Nada que ver con lo mío. Su cáncer sí ha sido grave, la suerte es que son una pandilla de valientes admirables. Hablo en pasado porque parece que lo peor ya está superado, pero me temo que necesitarán bastante tiempo para reponerse.
Dejar de tener cáncer es parecido a dejar de fumar: no haces otra cosa en todo el día, durante bastante tiempo, y eso agota a cualquiera.

domingo, 25 de enero de 2009

jueves, 22 de enero de 2009

Nuevo enlace selecto: Melaxufling

Es un blog alimentado principalmente por Topoggigio, y al que una servidora fue invitada a participar hace tiempo. Lo hice un par de veces y ahí quedó mi buena voluntad. El caso es que escribo a arrebatos, y si no me llegan para alimentar mi bloc, imagínate para colaborar en otro, aunque me guste mucho. Porque Toppo mola. Yo, que le conozco en su estado analógico, te lo puedo asegurar.
Si pulsas el título de esta entrada vas a parar a él. Y si lo buscas en "Enlaces selectos", a la derecha de la página, lo encontrarás. No es un bloc que abrume a entradas, pero las que publica son, como mínino, entrañables.

¿Te has dado cuenta de que no he dicho ni media palabra de Obama?

lunes, 19 de enero de 2009

Pues va a ser que no me libro. De todas formas

será una terapia corta, apenas cuatro semanas, pero cuando te dicen "vamos a darte quimio" empiezas a pensar que la cosa va en serio.
Quimio, y luego radio (otras cuatro semanas) más terapia hormonal durante cinco años. Ésta, aunque parezca la más inofensiva, es la más jodida a la vez que super efectiva para un cáncer como el mio (¡menos mal!).

La verdad es que hoy me he puesto seria. Y no sólo porque en un par de meses celebraré mi cumpleaños con un pañuelo en la cabeza en vez de melena al viento. Me he puesto seria porque por un momento era incapaz de pensar que me ha tocado la lotería con la detección precoz del tumor y con la oncóloga que se ocupa de mi. Sólo podía imaginarme la semana próxima en uno de los butacones verdes, atada a un gotero durante tres horas y media, dejando que entre fuego por mi vena.

No puedo evitar pensar que la quimio se la van a poner a otra, que a mi no me está pasando esto. Es tan raro tener cáncer.

jueves, 15 de enero de 2009

Con un poco de suerte me libro de la

quimioterapia. Hoy he conocido a la que será mi oncóloga de ahora en adelante, una doctora simpática y algo dispersa. Me ha emplazado de nuevo para el lunes, porque aún no tiene decidido el tratamiento. Sospecho que va tan saturada que se le ha pasado mi carpeta, pero se lo perdono.

La doctora me ha dicho:
-- No tengo claro aún qué hacer contigo porque estás al límite.
Mis ojos se han puesto aún más redondos y le he preguntado con aplomo y algo de susto:
-- ¿Al límite de qué?
Me mira, se ríe y me dice:
-- Al límite de no hacer quimio porque estás muy bien.
Casi la mato.

Vamos, que mi tumor era un mixto (ella dixit) y la parte más cabrona, la que se disemina por la sangre y alienta a las células a volverse locas, es bastante pequeña. Si no es mayor de nosecuanto no me darán quimio. Mejor, porque en la sala de espera he asistido al speech sobre la quimio que una señora escandalosa, gorda y cancerosa le soltaba gratuitamente a otra señora, flaca, cancerosa y asustada, y no me ha gustado lo que explicaba. Qué antipática es la gente que le dice a otra gente "tienes que ser valiente". Me lo dice a mi y le explico que desde pequeñita, excepto modelo de pasarela por falta de altura, soy lo que me sale de las narices. No es mi caso, pero si quisiera tener miedo lo tendría, por mucha gorda gritándome en dirección contraria.

De la radioterapia no hemos hablado aún. Lo que antes era mi teta derecha ahora es un volcán infectado: después de un mes y medio no aciertan con el antibiótico, parece ser.
La onco ("orco" que dice mi amiga Eva [no tu, Eva, ni tú, Eva, la otra Eva]) le ha sacado una foto a Vulki, se ve que para colgarla en el hall of fame de las tetas infectadas, y hasta se la ha enseñado a su residente, que ha puesto una cara de "jodermenudoalienígena".

En fin, lo importante es que ya que voy a recibir terapia hormonal durante cinco años, si puedo ahorrarme una invasión de John McClane diminutos corriendo por mis venas, destrozándolo todo a su paso para arreglar la historia diez minutos antes del final, pues mejor.

El residente también me ha gustado mucho. A su pregunta: "¿has fumado?" le he respondido que sí y que lo peor que había hecho era dejarlo porque cuando fumaba pesaba veinticinco kilos menos y no tenía cáncer. Y me ha dicho "es otra forma de verlo, claro". Bien por él. Así me gustan los oncos, libres de dogmas.

martes, 6 de enero de 2009

Si no me he equivocado multiplicando, 64 millones

de euros equivalen a, para entendernos rápidamente, diez mil seiscientos cuarenta y ocho millones, setecientas cuatro mil pesetas (10.648.704).
Esta es la pasta (nuestra) que el gobierno, a traves de IDAE, se gastará en 2009 para regalar un bombilla de bajo consumo a 21 millones de hogares españoles. El presupuesto para 2010 aún no se ha publicado ya que no ha sido aprobado por el consejo de ministro. Sí, las minúsculas son intencionadas.

Y como es día de Reyes, no tengo nada mejor que hacer y además me cabrea que mi gobierno se gaste un dinero tan necesario en otros ámbitos con frivolidad y alevosía, le he enviado un mensaje con mi irritación a los de la IDAE, con copia a Zapatero. Excuso decir qué harán con mi mensaje, pero mira, me he quedado descansadita.

A continuación el mensaje enviado a ciudadano@idae.es y a jlrzapatero@presidencia.gob.es

Muy señores y señoras mías,

Me llamo Amparo Bernad y no deseo recibir el vale descuento para la bombilla de bajo consumo que quizá me corresponda en la distribución que tienen prevista, ni en 2009 ni en 2010.

El gasto previsto sólo en 2009 de 42 millones de euros para el suministro más 22 millones de euros para la distribución no sólo me parece inútil sino inmoral, aún más tratándose de un gobierno socialista, ideología que apoyo con mi voto desde 1982.

Cuando la implantación y extensión de la Ley de Dependencia ha fallado en todos sus plazos no es posible gastar esta inmensa cantidad de dinero para que la ciudadanía se acostumbre a usar bombillas de bajo consumo, cuya implantación está de todas formas prevista en el plazo de tres años por normativa europea.

El dinero que va a ahorrar España en factura energética durante 2009 si los casi 22 millones de hogares españoles usan la bombilla de regalo ¿cuántas veces multiplica los 64 millones de euros que cuesta esta campaña? No he encontrado esa información en su web y me gustaría conocer el dato.

Estoy a favor de contribuir a frenar el cambio climático, pero me parece desproporcionado, en este momento de riesgo social y económico de nuestro país, destinarle diez mil seiscientos cuarenta y ocho millones, setecientas cuatro mil pesetas siendo este dinero es tan necesario en sectores como el bienestar de la ciudadanía y la lucha contra la pobreza y la exclusión social.

Amparo Bernad
Av. XXXXXXXXX 3º 1ª
XXXXX Barcelona
38XXXXXXF


Me ha sido imposible enviarle una copia de este mensaje al ministro Sebastián. En su página web no consta ningún coreo electrónico y el formulario de envío falló.

Añado el 8 de enero:
Ellos también lo han publicado, y tampoco parecen entusiasmados con la idea, en global.

Añado el 18 de febrero:
Alertan de la presencia de mercurio en las bombillas de bajo consumo que reparte el Gobierno.