Páginas

sábado, 28 de abril de 2007

Jordi Hereu es el candidato socialista a la alcaldía de

Barcelona. También es el alcalde actual, cargo al que accedió cuando Joan Clos se fue a Madrid a hacer de ministro de Industria, aunque jurase como de Justicia.

Me gusta Jordi Hereu porque cuando habla lo hace sobre las cosas de mi pequeño universo, sobre la forma de mejorar la vida de las personas de a pie, y además le entiendo. No es fácil seguir los discursos de los políticos. La mayoría se pierde en frases hechas que no resistirían
ni un sólo dardo, pero como los educan para no callar, más veces de las deseadas sueltan unas memeces como catedrales.

Volviendo a
Jordi Hereu, le votaré porque me gusta, porque va per feina, expresión catalana que significa dejarse de tonterías y de política de salón y ponerse a trabajar, y también porque me parece un tipo honrado. Alguna amiga le ha acusado de ser un tipo áspero en ocasiones. Puede ser. No creo que el alcalde y yo llegásemos a ser amigos ¿y qué? No quiero irme de copas con él. Le voto y le apoyo para que gobierne mi ciudad aplicando el programa socialista.

Cuando Hereu charla con la gente no pretende quedar bien ni ganar votos, sino comunicar porqué hace lo que hace, con que objetivo y las consecuencias y si cree que debe oponerse a los comentarios de alguien que asista a un acto, pues se opone. Tiene un único discurso, el socialista, y a mi me vale. El no decir lo que la gente espera suma poco voto indeciso y sólo los valientes pueden sobrellevar la impopularidad que supone. Bueno, tan valiente que cuando era teniente de alcalde impulsó el
Área Verde, un sistema de pago por aparcamiento en la calle que levantó ampollas, aunque ahora gusta, y mucho. Esa fue una de las actuaciones impopulares que han ido cambiando el aspecto de Barcelona. Cada vez hay menos coches y más bicicletas, más peatones tranquilos y más zonas para disfrutar con la calma.

El 27 de mayo, con las Municipales, volveré a pasarme el día en un colegio electoral (eh, pero cada vez domino más la pausa-café y el momento "paella") y espero que el resultado sea favorable a mi ideología. Actualmente Barcelona está gobernada por una mayoría PSC en tripartito con ERC e IC-V. La derecha catalana (CIU) y la sucursal del aguilucho (PP) llevan esperando turno 28 años. Espero que los barceloneses sigan confiando en un gobierno de izquierda para que Jordi Hereu y su equipo tengan cuatro años por delante para seguir demostrando lo que valen. Y los derechones a la grada, sin achantar, que para eso somos demócratas, pero controlaos, como debe ser.


El banner lo descolgaré cuando pasen las elecciones.

jueves, 26 de abril de 2007

Como esto siga así aún me parecerá barato

pagar 58 eurazos por el parquing de la Niña. Ayer por la noche, cuando estaba a punto de poner punto muerto, apagar el contacto eléctrico, bajarle la pata de cabra y cerrarla con el candado siteacercasteescupoveneno, noté la mirada interesada (en ella, en mi y vuelta a ella) de un morenazo larguirucho pero fibrado, vamos, de los que yo tendría en Mis Favoritos. Sobresalía el hombre de una Yamaha mil y pico y tenía algo en la mano. Cuando logré sacar la llave del candado (otro día lo explico, pero es de tanta seguridad que no se fía ni de mi) oigo una voz (morena) que me dice algo sobre un protector del depósito. Como educada si que soy me giré hacia él, le sonreí y asentí con la cabeza, intentando disimular que no había escuchado un comino de lo que me estaba diciendo. El hombre me miró fijamente y vocalizando como se habla a los sordos me repitió que Yamaha le había regalado un protector para el depósito (y señaló el depósito) y que si quería el otro. Ahí seguía yo atenta intentando repescar el principio del monólogo pero me rendí y le mostré mis cartas "¿qué si quiero qué?". "Un protector, para el depósito". Con la boca le sonreía, pero mis ojos le escudriñaban como al chino de las pelis piratas. ¡A punto estuve de preguntarle "¿a cuánto?". En vez de eso contesté "ah", que debío resultarle de lo más interesante. Un poco impaciente si que debe ser, porque noté que empezaba a ponerse tenso y me repitió "que si quieres este protector que he comprado porque es de imitación y como Yamaha me ha regalado uno original" (fíjate si estuve atenta esa vez que puedo repetirlo palabra por palabra). "Ah, pues vale, pero cómo que... " y fijando otra vez su mirada en mi, pero ya con espíritu antropológico, contesto "como regalo". "Ah... pues bueno, pues vale". Y me entregó el protector, que es un adhesivo horroroso con forma de tatuaje diabólico que se pega en el depósito para no arañarlo.
Donde estuve realmente bien fue cuando iba dándole vueltas al envase, tratando de ver qué contenía. La verdad es que el hombre no dejaba de mirarme, sólo le faltó tomar notas. Si tiene un bloc seguro que algo ha escrito sobre mi del tipo "lo que dicen de las rubias es cierto". Cualquiera se lo rebate ahora. Bueno, también me regaló una botella de acetona para limpiar el depósito antes de enganchar la pegatina esa horrorosa. Intenté rechazarla enseñándole mis uñas (manicura francesa exquisita que llevo) pero nada, insistió e insistió y llegué a mi casa con una cosa que se pega en mi moto (¡ja! por moreno de verde luna que sea!) y una botella de acetona rosa. Antes de despedirnos le dije "bueno, pues ¡gracias!, no sé, algo te regalaré" y el contestó "seguro que si, ya se te ocurrirá algo, más adelante". Igual creyó que lo mejor era darme tiempo para pensar.
Ah, ayer puse cuarta, por fin.

lunes, 23 de abril de 2007

No he seguido la primera vuelta de las elecciones

francesas porque no me tira tanto la política como para pasar un domingo amorrada a una pantalla pendiente de cifras y especulaciones que no sean las autóctonas, y éstas cada vez menos. En cualquier caso, ayer fue inevitable escuchar los comentarios del telediario nocturno y pillé una frase estupenda del candidato Sarkozy. Al anochecer salió a saludar a sus seguidores y a pie de atril, según la periodista española, agradeció el apoyo de los once millones de franceses que le han votado. Nicolás, empezamos fatal. Puedes dar las gracias sólo a quién te han votado si quieres hacerte el gracioso recogiendo un Óscar, pero nunca si postulas para presidente de Francia. Si llegas a gobernar, lo harás para todos los franceses, algo más de once millones. Quizá ese es el problema, Nicolás, por eso no te votaría nunca, porque tú si eres de los que gobernaría para los suyos, actitud por cierto contraria del todo a la grandeur, ese rasgo tan personal de la idiosincrasia de tu país.

viernes, 20 de abril de 2007

El futuro es inimaginable, porque nadie

contemporáneo ha visto un movimiento de personas como el que se avecina. Siempre que me meto en una discusión sobre migraciones humanas, suelo aconsejar calma a los que se quejan exaltados de que en Europa no cabe más gente, que si España debería cerrar fronteras... porque aún no hemos visto nada. También les digo que sólo intento ponerme en el lugar del otro y trabajar mi interior para superar el miedo que todos tenemos a perder nuestro espacio y lo bueno o lo malo conocido que nos hace sentir seguros. Además, más vale que hagamos el ejercicio de imaginar un mundo diferente porque no hay vuelta atrás. Cuando las personas tenemos hambre salimos a buscarnos la vida. Y hay demasiada gente pasando hambre (tres cuartas partes del mundo) como para pedirles que se queden en su casa y no molesten. Bueno, todo esto venía a que MigraMundo, uno de los muchos blocs que ojeo, explica muy bien el mundo que viene. Y cuando alguien hace unos planteamientos tan sólidos, lo mejor es cederle la palabra y ayudar a difundir el mensaje.



jueves, 19 de abril de 2007

Aún no sé cómo he podido estar tanto tiempo

sin moto. Superado el ataque de angustia previo a recogerla del concesionario (tueresimbécil, miraquecomprarteunavión, que es como me hablo a mi misma, todo seguido y sin anestesia), he pillado el casco y he entrado en el metro obligada por última vez. He llegado a Suzuki, el vendedor se ha reído bastante de mi, pero ha sido muy amable y bastante paciente cuando no me atrevía a bajarla de la cera porque venían coches.

Dos horas después hemos empezado a hacernos amigas, aunque al principio más que pasear parecía que domaba a un potro. Ah, es "ella". Otras motos son claramente él, pero la mía no. En un punto del trayecto se ha calado y no ha habido forma de que volviera a encenderse hasta un rato largo más tarde. Desgraciadamente, este percance ha sucedido delante de la puerta de un gimnasio masculino (Gayeixample) con el consiguiente cachondeito.

A mi favor he de decir que he superado el "momento bajar la rampa del parking" con bastante dignidad. Lo malo ha sido cuando la he aparcado en mi plaza. Se ve que no quería dormirse, porque no había forma de ponerle el punto muerto. Ella que no, yo que sí. He empezado a sudar bajo el casco. En eso que entra una Ducati 1100, aparca detrás mío y, mientras yo seguía con el vals del punto muerto oigo una voz de tenor que me dice "¿necesitas ayuda?". ¡Diez años con una Scoopy astrosa y nadie me había ofrecido ayudaaaaaa! (me refiero a "nadie guión hombre".) Oye, mano de santo. Ha sido oírle, la niña ha entrado en razón y, por fin, he podido bajarme y ponerle el candado, mientras le sonreía al tenor de la Ducati. "Es que acabo de sacarla del concesionarioooo (le he dicho con voz aflautadilla) y claroooo, pues aún no seeeee... El tenor, con una gran sonrisa, me ha explicado que eso es normal, que cuidado con arrancar con el candado puesto, que es normal que la moto huela a rayos porque el motor está quemando noséquécosas, que felicidades esmuybonita, ya la irás haciendo tuya, etcétera. Yo le escuchaba atentisísima con el casco puesto, a riesgo de parecerle un enano de jardín, para disimular mi melena rubia chorreando sudor; mejor eso que darle una mala primera impresión al chico de Punto Muerto sin Fronteras. "Pues nada --se ha despedido-- ya nos iremos viendo por aquí", y he pensado que sí, que a poco que pueda iremos aparcando cerca. Más que nada, porque está bien conocer a alguien que domina el punto muerto.

Ella, recién nacida para Barcelona.

martes, 17 de abril de 2007

Igual resulta que a algún geniecillo del photoshop

le ha dado por lo "vintage" y no es un anuncio real, pero me temo que va a ser que sí. Todo el mundo tiene un pasado, y los países más. Fíjate en los detalles, no tiene desperdicio (la pregunta es ¿quién sería el cateto que fumaba ésto?)


viernes, 13 de abril de 2007

Sant Jordi se acerca, El lunes 23 se celebra en gran

parte del mundo civilizado el Día del Libro. Cada ciudad tiene su forma de hacerlo. En Cataluña celebramos la fiesta del patrón, aunque no es fiesta laboral, y la tradición marca que los hombres le compren una rosa a su mujer, y ella le regale un libro, porque aquí además es el día autóctono de los enamorados. Contamos con todos los intercambios rosa-libro posibles, entre compañeros de trabajo, en parejas homo-multi-mono-bi... lo importante es que las librerías salen a la calle y llenan las aceras de la ciudad con tenderetes. Los que no leen pueden aprovechar para celebrar que Cervantes y Shakespeare murieron el mismo día, qué cosas...

También salen a la calle y montan tenderetes las floristerías, las gitanas, que cambian los ajos y los limones por rosas, y los adolescentes, que aprovechan par sacarse un pico del viaje de fin de curso y así hasta el estallido total en Les Rambles. Creo, pero no estoy segura, que es una fiesta que hemos exportado a otras ciudades de España y a otros países del mundo. Hacemos poca cosa, pero lo que hacemos lo hacemos bien. En Sant Jordi puedes encontrar a cualquier famoso firmando su libro y las editoriales, sacar a la calle el buque insignia de la casa en una carrera contrarreloj; es importante estrenar libro ese día.

En Sant Jordi suele hacer buen tiempo, es uno de los primeros días de primavera en el que en Barcelona salimos a la calle a pasear, a gozar del olor de las rosas y a tratar de conseguir un libro a precio de ganga. Y si no es posible, por lo menos firmado. Y si no es posible, siempre puedes hacer un vale y arriesgarte a un divorcio instantáneo. Si no tienes nada mejor que hacer, ven a Barcelona en Sant Jordi. Alucinarás. Yo he empezado a celebrarlo
apadrinando dos palabras, una en castellano y otra en catalán: zangolotina y rauxa.

jueves, 12 de abril de 2007

Era un monje que, a pesar de todos sus esfuerzos espirituales, no hallaba la paz interior. Angustiado, el discípulo acudió a su maestro y le preguntó:
-¿Cómo puedo liberarme?

El maestro contestó:

-¿Y quién te ata?


CUENTOS TIBETANOS
La esencia de la calma

Ysano Sim y Pedro Palao Pons


Iba tan tranquila en el metro, conectada a mi

música y jugando al solitario, cuando un pensamiento ha cruzado de sien a sien y me ha dejado perpleja: "¿No será que estoy deseando cosas equivocadas?"
Dejaré que repose un tiempo, a ver como evoluciona.

miércoles, 11 de abril de 2007

Mañana jueves será un buen día para

quedarse en casa por la noche, o preparar la máquina para que grabe "Invisibles" el reportaje que emitirá Canal 33 a las 23.10 en Cataluña (TV2 a las 22.30 h para el resto de España) y el debate posterior. "Invisibles" es un reportaje sobre todas esas personas a las que una guerra o una epidemia les pasa por encima. Está presentado por Médicos sin fronteras y producido por Javier Bardem. Reúne cinco películas dirigidas por Win Wenders, Isabel Coixet Fernando León de Aranoa Mariano Barroso y Javier Corcuera. El vídeo corresponde a una entrevista que le hicieron a Javier Bardem sobre "Invisibles"

lunes, 9 de abril de 2007

Mira que estaba yo tranquila, surfeando por

webs de mujeres para ver qué dicen, cuando me ha dado por entrar en mi reseseador, he visto que tenía novedades y he pinchado primero en un bloc. Ha publicado otro meme explicando porqué blocquea (me gustan los memes de los demás, te enteras de cosas curiosas, ya verás, busca el suyo anterior :-) y al llegar al final he visto que yo era una de las víctimas a las que les ha pasado el testigo.

Bueno, el meme pregunta las razones por las que tengo un bloc y participo en la blocnidad. Pues ahí va:

Quería saber de primera mano qué era un bloc y aproveché para empezar uno el día que dejé de fumar, en nada hará dos años, así de simple. Esa es la bondad de un bloc, que se puede crear uno en el tiempo que tardas en fumar el penúltimo y el último cigarrillo de tu vida, o eso esperas.

Mi bloc empezó siendo una tontada donde escupir el veneno del mono y ha terminado siendo una tontada para soltar cualquier cosa, además de para dejar por escrito lo duro que es dejar de fumar.

Participo en la blocnidad tanto para mi trabajo como por ser lectora ávida. Tengo enlazados algunos blocs, porqué me gustan mucho o porque son de personas a las que quiero. O por ambas cosas. En otros favoritos tengo blocs de cabecera, con todo tipo de información, útiles tanto para mi trabajo como para estar al día de todo lo que me interesa. El mundo está lleno de personas con talento que gritan poco porque prefieren trabajar por el bien común.

Sé que me leen de varias partes del mundo, por lo que supongo que debe haber gente aburrida, o con necesidad de textos simples para sus prácticas de castellano (como diría el tío Hannibal, se puede hacer daño de tantas formas distintas... ) También hay personas deliciosas que me siguen, pero no tengo explicación para ello.

Le paso este meme a Roser, Richard, Eva, Dani y Lucía. Si alguno me sigue el rollo lo sabré.

sábado, 7 de abril de 2007

Huy, que enfadada estaba ayer, y el caso es que no

recuerdo porqué. Lo del canon me molesta, pero como tantas otras cosas. Supongo que lo que me tiene frita es la larguísima Semana Santa. El miércoles pasado insistí en despedirme de todo el mundo deseando "felices vacaciones de primavera", aunque no confío en haber influido demasiado. Encima, ayer viernes (santo) por la tarde, mientras la Macarena me salía por una oreja y el Cristo del Gran Poder se sentaba en mi sofá, llamaron a la puerta. Dejando a un lado que las visitas inesperadas me molestan sobremanera, abro la puerta y me saluda con entusiasmo una familia -padre, madre y niña- Testigos de Jehová. Con mi mejor sonrisa les dije que muchas gracias pero que era atea. El Testigo me preguntó que desde cuándo y al responder que desde los diez años más o menos me dejó por imposible y se fueron escaleras abajo. Extraño día un Viernes Santo para predicar. Primero pensé que eran un coñazo, como lo sería una monja cristiana o un monje budista si llamasen a mi puerta para comunicarme que su Dios me quiere. Después me hizo gracia que fueran unos guerrilleros de la Fe, porque ponerse a llamar a puertas un Viernes Santo a la hora de la Siesta es pedir martirio a gritos. Pero, sobre todo, me fijé en la nena. Debería tener unos diez o doce años, la habían vestido de punta en blanco y me sonreía, naricilla levantada, intrépida como su papá. Procuro ser amable con todos los vendedores a domicilio, porque nunca se sabe si me veré en ese brete, y si llevan a una niña incorporada, más. En fin, aunque la Constitución Española asegure que ninguna confesión tiene carácter estatal (Sección 1ª, Artículo 16, punto 3), aquí, de finales de marzo a principios de abril seguimos publicitando el bacalao, consumiendo buñuelos y monas de Pascua y tragando horas de televisión y radio con pasos, saetas y lágrimas de costaleros y costaleras si llueve, además de someternos a las tradicionales Espartaco, Los Diez Mandamientos o Barrabás (reload).


En otro orden de cosas, hoy hace treinta años que legalizaron el
Partido Comunista en España. La sonrisa de Lalo Azcona, entonces editor y presentador de informativos de TVE, al terminar de leer la noticia, fue espectacular.

viernes, 6 de abril de 2007

Estoy contra el impuesto injusto y pseudo-mafioso,

que si nadie lo evita aprobará nuestro Gobierno este verano para gravar la compra de equipos y soportes informáticos. Soy una más del millón de personas que suscribieron el manifiesto de la campaña Todos contra el canon, que te invito a conocer. ¿Sabes que por vivir en España pagarás casi 90 euros más que un alemán al comprar un MP3? ¿Sabes que con este canon, impulsado por los vampiros de la SGAE, se te presume delincuente por comprar un cedé, una impresora multifunción o cualquier artilugio que sirva para la creación y la reproducción digital? ¿Sabes que cualquier Bisbal o cualquier Ministro de Industria confunden cultura con industria cultural en sus mensajes apocalípticos? ¿Nos toman por idiotas o por iguales, que no sé qué es peor?

En fin, te propongo leer la entrevista que Consumer.es le hace a Darío Pescador, uno de los promotores de Baquia en sus tiempos heroicos. Para que vayas haciendo boca, aquí tienes un párrafo:
"Imaginen por un momento que los cuchillos de cocina, cuberterías, tijeras y navajas suizas tuvieran en España un sobreprecio de hasta el 80%. Imaginen que una empresa se dedicara a recaudar este dineral para compensar a las víctimas por arma blanca. El argumento del recaudador sería que "los objetos cortantes se usan sobre todo para apuñalar a la gente". Imaginen la crisis del sector hostelero y el malestar en los hogares."

lunes, 2 de abril de 2007

Esta maravilla fue el primer ordenador que usé.

Topé con él mientras iba a otro sitio y me ha hecho gracia verlo tan mono, tan imponente. Este bicho no tenía ni disco duro ni nada de nada. Por la ranura delantera le metíamos un diskette de no recuerdo qué capacidad, pero poca, que hacía que se pusiera en marcha. Luego lo sacábamos ("expulsábamos") y metíamos otro con el programa a ejecutar (incluso con varios) y grabábamos los documentos en ese mismo soporte. Antes de llegar al Mac con disco duro pasamos por el de dos ranuras (SE si no recuerdo mal, tremendo adelanto, en serio) pero eso es otra historia.

Tuve la suerte de iniciarme con Macs gracias a trabajar en la agencia de publicidad que hacía los anuncios de Apple. En esa agencia no existía la división "cuentas pecé, creativos Mac" que tantas veces he encontrado después. Encima de cada mesa había un ordenador y a nadie le cabía en la cabeza que pudiera ser otra cosa que no fuera Apple. No había vida más allá de la manzana. Involucionar a un pecé 286, lo que podía pagarme para usar en casa, fue una pesadilla, tanto que cuando dí el salto a Windows 3.1 me pareció una bendición. Sé que hay personas que hablan de Spectrums y cosas por el estilo que funcionaban con cintas de cassette ¡sin ratón!. Es posible que si hubiera crecido en otro entorno laboral menos tecnificado, los ordenadores ahora no formarían parte de mi vida con esta naturalidad. Mi trabajo se basa en las redes de internautas, el portátil es mi herramienta de trabajo principal y casi una extensión de mi misma. Yo no escogí que fuera así, pero así es. La vida es curiosa...

Hoy llevo ya 22 meses sin fumar, que no sin ganas

de hacerlo. Lamento no ser más positiva si has venido a parar aquí buscando referencias, pero esa es la verdad. Igual a ti no te pasa. Dejas de fumar hoy y mañana estás como un pimpollo, incapaz de deletrear "cigarrillo". Si ese es tu caso, muchas felicidades. Para alegría del señor Trident, no es el mío. Esta madrugada, una más sin dormir demasiado, pensaba en otras madrugadas compartiendo tabaco y conversación. Mi pensamiento anoche se desviaba al recuerdo del cigarrillo; imagino que las charlas no fueron inolvidables y las que sí ya están incorporadas y tienen recuerdo propio. También me venían a la cabeza paseos nocturnos por el campo, cuando localizabas a tu acompañante gracias a la punta encendida del cigarrillo y eso daba pie a un rato de tonterías y de risas. Supongo que, si vuelvo al campo, a partir de ahora tendré que llevarme una linterna. No sé yo si una linterna da mucho juego a la hora de reír.