Páginas

viernes, 6 de abril de 2007

Estoy contra el impuesto injusto y pseudo-mafioso,

que si nadie lo evita aprobará nuestro Gobierno este verano para gravar la compra de equipos y soportes informáticos. Soy una más del millón de personas que suscribieron el manifiesto de la campaña Todos contra el canon, que te invito a conocer. ¿Sabes que por vivir en España pagarás casi 90 euros más que un alemán al comprar un MP3? ¿Sabes que con este canon, impulsado por los vampiros de la SGAE, se te presume delincuente por comprar un cedé, una impresora multifunción o cualquier artilugio que sirva para la creación y la reproducción digital? ¿Sabes que cualquier Bisbal o cualquier Ministro de Industria confunden cultura con industria cultural en sus mensajes apocalípticos? ¿Nos toman por idiotas o por iguales, que no sé qué es peor?

En fin, te propongo leer la entrevista que Consumer.es le hace a Darío Pescador, uno de los promotores de Baquia en sus tiempos heroicos. Para que vayas haciendo boca, aquí tienes un párrafo:
"Imaginen por un momento que los cuchillos de cocina, cuberterías, tijeras y navajas suizas tuvieran en España un sobreprecio de hasta el 80%. Imaginen que una empresa se dedicara a recaudar este dineral para compensar a las víctimas por arma blanca. El argumento del recaudador sería que "los objetos cortantes se usan sobre todo para apuñalar a la gente". Imaginen la crisis del sector hostelero y el malestar en los hogares."

1 comentario:

roser_pen dijo...

Muy interesante la entrevista.
Te podrás imaginar cuál es la opinión que tenemos en casa sobre el asunto... los informáticos están especialmente contentos con la SGAE de los cojones!
Y si se creen que con esto van a acabar con la piratería, van listos! Con las buenas intenciones de los pringaos (como yo) es con lo único que van a acabar!