Páginas

miércoles, 18 de octubre de 2006

Y ya van tres noches fumando sin parar. Debe ser

por eso que me levanto con dolor de garganta. No han sido tres días seguidos; el último fue anoche. Tampoco es que fumase demasiado. Recuerdo que la cajetilla era de cartón-cartón, blanca y verde (¡olé!) y creo que sólo quedaba el cigarrillo que cogí. En cambio, no recuerdo si me lo fumé o no. Sospecho que no porque mientras lo sacaba del paquete me sentía un poco culpable. Las otras dos veces no las tengo tan nítidas, porque hace más tiempo, pero si me veo con claridad dándole una calada al cigarrillo mientras mi pensamiento se desdoblaba. Por una parte, tuve miedo que esa calada me hiciera recaer de nuevo. Por la otra, me creía capaz de superar la adicción tras ese cigarrillo. Real como la vida misma, siempre pensando dos cosas contrapuestas a la vez, hasta en sueños.

Cristina de Roser, si lees esto, ¡felicidades por tus cuatro meses y pico! Y sí, el proceso es duro y es cafre, pero vale la pena :-)

5 comentarios:

roser_pen dijo...

Nena, que susto me has dao! Espero que tus sueños se queden sólo en una cajetilla mal fumada, porque mi sobrina soñó hace unos días que le robaban el móvil, y al día siguiente se lo robaron de verdad! (yo le he pedido que sueñe con el gordo de navidad)
Por cierto, lo de "blanca y verde" me ha recordado nuestra época de sevillaneo (por los colores de la bandera andaluza)... ¡Qué tiempos!

foscardo dijo...

Joer a mi tambien me has acojonado!!!!
Creo que me ha salido otra cana despues de leerlo.

Anónimo dijo...

pues anda que a mi, que soy la "Cristina de Roser", que con un ojo intentaba leer el texto y con el otro la frase en rojo con mi nombre y claro, en medio mi cabeza diciendo: o te centras chata o yo aquí no proceso nada!!!
Que sepas que cuando me entra el mono me acuerdo de ti y de muchas cosas que has escrito aquí, que me han calado muy hondo. Otras muchas me han hecho partirme de la risa, te lo juro!!!
Te mando un beso y otro para ti Roser

Amparo dijo...

Me alegro de que mi blog te sirva para algo. Y si encima te ries de vez en cuando, mejor que mejor. Y ahora que te has atrevido, espero que me dejes más comentarios, ya sabes que siempre serán bienvenidos. ¡Ánimo campeona!

Anónimo dijo...

Yo no he pensado que habías vuelto a fumar porque no lo habrías dicho tan contenta :-)

Silvia