Páginas

domingo, 8 de octubre de 2006

Me gustaría comentar un montón de cosas:

la muerte de Anna Politkóvskaia, la periodista rusa asesinada a tiros en el ascensor de su casa. O la larguísima pre-campaña electoral en Catalunya, donde todos van contra todos, y las huestes de CiU están en sus guaridas en prosición de preparadoslistos. Más nos vale ganar las elecciones, porque el deseo de venganza se amplifica por momentos. También, porqué no, daría mi opinión sobre la carga salvaje de los okupas en el Raval el jueves pasado, con obús casero incluido. Pero no me apetece. Tengo sueño y voy a tumbarme delante de la tele a ver lo que echen, hasta caer dormida y soñar que voy al Paseo de la Fama a limpiar mi estrella.

3 comentarios:

Doc Moriarty dijo...

¿Y esa sensación de despertar y no recordar nada del mundo durante unas milésimas de segundo?

foscardo dijo...

Con suerte en el mundo de los sueños no tiene n ni la mitad de malos rollos (moto incluida) que en el mundo real. Aun asi de soñar que te la mangaban.

B-lego dijo...

Y otra sensación más fuerte y un pelín angustiosa: Que la consciencia se despierte antes de que lo haga el cuerpo. Esto es, que estáis conscientes y despiertos pero el cuerpo está tan absolutamente relajado que no responde a las órdenes de movimiento. Me pasó una vez, durante unos 15s, y no tengo ganas de que se repita.

P.D. Mi primer comentario aquí. Aprovecho para saludar a todo quisque.