Páginas

miércoles, 11 de octubre de 2006

Parisa, Iran, Khayrieh, Shamameh, Kobra, Soghra y Fatemeh

son siete iraníes condenadas a morir lapidadas por adúlteras. Hace falta ser muy bestia para aprobar y favorecer la pena de muerte y aún más bestia para asesinar a pedradas en nombre del Estado. A estas siete mujeres, vestidas de blanco con un kafán y con la cabeza tapada por un saco también blanco, las enterrarán por separado hasta la cintura. Cerca de los hoyos aparcará un camión volquete cargado con piedras para proporcionar munición a los iraníes (el pueblo llano) que allí se congregen dispuestos a matar a siete personas indefensas. La ropa blanca de las mujeres condenadas acabará completamente roja, teñida con su sangre. Para asegurar que hayan muerto, los soldados golpearán las cabezas de estas mujeres con una pala. A grandes rasgos, esto es una lapidación. Si quieres, puedes luchar en contra.

No hay comentarios: