Páginas

miércoles, 4 de octubre de 2006

No voy a volver a fumar (de momento)

porque decir que nunca más lo haré sería estúpido. Pero muchas gracias por los ánimos (sois una monada). No pasa nada que no lleve sucediendo desde hace un año y pico: las ganas de fumar no han desaparecido ni un minuto. Se han dado casos de personas que dejan de fumar y no tienen mono ni nada (que en ese caso, lo justo es que se queden sin puntos en el carné, o que la resistencia de la lavadora se les llene de cal todas las semanas) pero lo normal es el via crucis que llevo contando en este blog desde hace 16 meses entre bromas y veras, que por otra parte es su razón de ser.
La semana pasada fui de público a un programa de televisión que se graba en falso directo, y cuyo invitado era Lluís Homar, en promoción por La distancia. Ya fuera de cámara, no recuerdo el motivo, le contó a la presentadora que hacía ocho años que había dejado el tabaco, pero que en ese momento, al terminar la entrevista, se fumaría un cigarrillo. Instantáneamente le declaré mi héroe, y así sigue a fecha de hoy. Yo le entiendo perfectamente. Y él me entendería a mí, estoy segura. Aupa Lluís.

5 comentarios:

foscardo dijo...

¿Y lo mono que es? (valga la redundancia)

roser_pen dijo...

Sólo mono? yo le declaré mi amor ya en tiempos de la Colometa...

foscardo dijo...

es ue la barba y l madurez le queda muy bien

amparoland dijo...

Así me gusta, que disfrutéis de la lectura ;-)

b-lego dijo...

Amparo, te cito: Se han dado casos de personas que dejan de fumar y no tienen mono ni nada (que en ese caso, lo justo es que se queden sin puntos en el carné, o que la resistencia de la lavadora se les llene de cal todas las semanas)

Yo soy una de esas personas, y no veo por qué ha de ser justo que me quiten los puntos del carné de conducir por eso.

Amparo, tu tienes un mono perpetuo porque en realidad no quieres dejar de fumar. Puedes librarte del mono cuando quieras, pero para eso antes deberás tomar una decisión respecto al tabaco.

Si no lo has hecho todavía es porque en realidad no quieres hacerlo.

También, si criticas a los que fuman tabaco light por ser tibios, considera si tu posición actual no es precisamente la de una ex-fumadora light.

Si te gusta fumar, y no quieres dejarlo: FUMA. Verás cómo desaparece el mono.

...y si quieres dejar el tabaco, déjalo. Estas en una buena posición para hacerlo. Verás como también el mono acaba desapareciendo.