Páginas

jueves, 5 de octubre de 2006

¿Pero qué es ésto? ¿Un maldito complot?

¿Donde venden las tarjetas de transporte público? ¡Pues en los estancos! Bueno, y en las taquillas del metro, pero me pilla a tres travesías y es un coñazo, ¡y tampoco me acordaba, hombre ya! Pues nada, he entrado en la expenduría de turno, me he insertado entre un señor que ha comprado una cajita de Farias y una mujerota que ha pedido un Malboro light. ¡Coño! ¡ya que fumas, fuma del todo y no la mierda del light, hostia. Oh, me ponen negra estas y esto fumadores. Pues que sepan que el cáncer te da igual con o sin light. ¿Pues no se quería colar, la muy desgraciada? Nunca sabrá lo cerca que hoy ha estado de la muerte.

Joder, que me llega a pillar el robo con trabajo, y esta tarde estoy encargando una moto nueva. Y encima, cada vez que veo la bici en el recibidor, espléndida, le daría siete patadas. Parece que se ría y todo.

No hay comentarios: