Páginas

miércoles, 13 de septiembre de 2006




"Aquel que busca el corazón del relato en el espacio que está entre la obra y quien la ha escrito se equivoca: conviene buscar no en el terreno que está entre lo escrito y el escritor, sino en el que está entre lo escrito y el lector".

Amos Oz. Una historia de amor y oscuridad. Editorial Siruela ,pág. 46

No hay comentarios: