Páginas

viernes, 26 de agosto de 2011

A pesar del calor, se está acabando el verano, Lo sé porque mi

ciudad vuelve a estar llena de personas que salen de las bocas del metro y hay decenas de motos y de coches a las 8 de la mañana circulando por mis calles, vacías apenas una semana. Barcelona y yo no tenemos más remedio que esperar el próximo año, cuando la gente huye de la ciudad, para estar solas de nuevo.

No hay comentarios: