Páginas

miércoles, 7 de marzo de 2012

Algunas editoriales son miopes, y luego se

quejan de que sus libros corran libres por la red y ellos no ganen un céntimo. Y ahora, deja que te explique esta afirmación tan categórica.

Hoy he comprado en Casa del Libro El lector de Julio Verne, el libro que sigue a Inés y la alegría de Almudena Grandes. He tenido que quedármelo en papel porque Tusquets no ha sacado edición digital. ¿Por qué? He dejado la pregunta en el Twitter de la editorial. Si me responden te lo cuento.

Podría haber esperado un par de días a que corra por la red y bajármelo, como he hecho con otros títulos, pero esta vez he creído que merecía la pena comprarlo. Si Tusquets lo hubiera puesto a la venta también en digital me hubiera ahorrado tiempo de espera y ahora, en vez de escribir esta reflexión estaría en el sofá devorando páginas. También me hubiera evitado ocupar más espacio en la estantería y quitarle el polvo más adelante, pero no ha sido así. Y no lo entiendo. Claro que publicar en digital también tiene un coste, conozco los procesos editoriales, pero no acabo de captar porqué una empresa como Tusquets, tan visionarios para sus libros, deja escapar la oportunidad de comercializar un artículo en el canal que será líder en menos que canta un gallo.

Editorial, seas cual seas, por muchas vueltas que le des, si a la vez no publicas en digital estás perdiendo ventas. Insisto en mi teoría para el nuevo paradigma de la industria cultural: calidad +  buena política de precios + multi distribución y ¡a vivir! Todo el resto --que si piratas, que si ladrones, que si "dejaremos de escribir", que si los costes de los servidores... -- sólo son reticencias inútiles y no aceptar que el mundo ha avanzado y no volverá atrás. O subís y participáis, o no os quejéis cuando os bajen. Y que conste que mi corazón está con vosotros, aunque lamente que os cuesta entender el cambio de paradigma.

1 comentario:

La Vie en Cheddar dijo...

Me ahorras el paso de buscar la versión digital. ¡Qué ganas tengo de leer ese libro! y me parecía el perfecto para estrenar mi recién llegada tablet.
Va lenta la cosa, en casi todo el ámbito cultural. Mi otro objetivo de esta semana es el disco del Boss (¡qué buena semana!) verás que los yanquees han tenido más ojo...