Páginas

jueves, 2 de octubre de 2008

Desde las 6 de la tarde de hoy soy apoderada

No, mi madre no se ha hecho torera. Sólo ha sido un trámite por si he de intervenir en algo. Bárbara, que además de abogada es un sol de amiga, nos ha llevado de la mano al notario.
Total, que ahora puedo comprar, vender, incluso negociar con las propiedades maternas en ultramar . Puedo despedir a gente, contratar a gente. Puedo cualquier cosa.
Soy apoderosísima.
Lástima que no haya ni un comino para apoderar. Pero en otra reencarnación me lo pido. Bueno, eso en caso de que regrese a este valle de lágrimas, que ganas, ganas, ahora mismo no tengo.

5 comentarios:

foscardo dijo...

Huy que ilu confisca toda la flota naviera de tu madre y nos vamos de crucero. Vaaaaaaaaaaaaa

De paso pásame un barco chuchurrio que metemos quien a tu sabes y le quitamos el tapon a ver si hunde y lo perdemos de vista :)

Amparo dijo...

Dada le inteligencia del sujeto, te propongo darle uno de los yates de mi madre,el que esté peor de chapa, le dejamos dos o tres black@deckers y en una semana parecerá un suicidio :-)))

B-Lego dijo...

Como idea está bien, pero con él no funcionaría porque primero tendría que ser capaz de acertar por qué lado del cable se enchufa el aparato.

Tratándose de barcos lo suyo sería pasarlo por la plancha, la de los tiburones digo, que esa no lleva cables y así no se lía.

roser_pen dijo...

"No, mi madre no se ha hecho torera"... Por Dios! cómo me he reido con esto...

Euralia Alcancía dijo...

Otra que se ha reido con lo de tu madre torera...