Páginas

jueves, 2 de julio de 2009

Hace cuatro años y un mes que dejé de fumar


Yo era así justo antes de dar ese paso. Ergo, dejar de fumar
es un asco.

5 comentarios:

Valen Crespo dijo...

Un verdadero asco. Sin duda. No me importan los kilos, pero echo de menos lo alegre y despreocupada que yo era antes dar "el paso".

Sic transit.

Anónimo dijo...

Eh! Esa foto es mia y conozco muy bien el lugar. Y quizá porque dejaste de fumar pueda volver a hacerte una foto semejante en ese mismo escenario.
El lunes entrevisté al Panikkar más místico, y me dijo una frase que voy repitiendo como un mantra, porque tampoco estoy en mis mejores horas: "Fortuna favet fortibus" (La suerte favorece a los valientes). Pues eso, coraje! :x

Bárbara dijo...

Pero qué cara de buena niña que tienes... si no fuera porque ya nos conocemos. Besitos darling

Anónimo dijo...

Hola, pasaba por aquí y... ¡un saludo! Amparo, tengo un amiga que acaba de pasar por lo mismo que tú. Aprendió a ponerse el pañuelo de diecisiete maneras (por lo menos), y siempre acababa arrancándoselo de la cabeza. El viernes fue al oncólogo y la manda a casa por los próximos 6 meses. Ahora le crece el pelo con unos rizos que nunca tuvo y que le dan aspecto de negrita del Colacao. Ya ve el final de túnel. Pronto lo verás tú, ya falta menos. Un abrazo.

Serena

Amparo dijo...

Gracias por tu mensaje Serena :-)