Páginas

jueves, 14 de enero de 2010

¿Tendrá algo que ver la postura de la Iglesia

con nuestra pobre situación espiritual? Nunca se sabe.
(Para los desinformados, el pájaro que habla es José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sobran las palabras, nunca mejor dicho. Patético.
Pobre situación espiritual la suya, en todo caso. Buf. La Dui.

Felix Casanova Briceño dijo...

Pues que le vamos a decir a este hombre, pues que es tonto (con perdón). Ante tanto sufrimiento no se le ocurre otra cosa que soltar esas parida. No es momento de fe ni de gaitas, es momento de ayudar y consolar.

Besos.

Carme sánchez dijo...

Pues yo creo que mucha... pero siempre es más fácil culpar a otros que refelxionar sobre los actos propios.