Páginas

viernes, 17 de diciembre de 2010

Hacía días que no hablaba del tabaco. Cinco años y seis meses

después de dejarlo sigo teniendo ganas de fumar. Ahora ya no son ganas furiosas, ni golpes de mono. Son sólo ganas de placer emboquillado. Bueno, a lo que iba. He encontrado esta atractiva presentación sobre lo bonito que es fumar y he querido compartirla contigo, antes de que acabe el año. A disfrutarla.



No hay comentarios: