Páginas

sábado, 31 de mayo de 2008

Ayer la operaron y salió del quirófano más feliz que

una perdiz. Xavi es testigo porque me acompañó a la veterinaria por si había que llevar a la dama en brazos a casa.
En cuanto me oyó empezó a ladrar y ya no paró hasta que salimos de la clínica. Está estupenda a pesar de los cinco tumores que le sacaron. Eran muy feos, y no en sentido retórico. Ahora toca esperar la biopsia, a ver si se quedan ahí o si, además de feos, le sumamos la categoría de hijos de puta.

En esta foto abre un ojo como vigilando si le voy a hacer otra trastada, además de colocarle una campaña para que no se lama los puntos y forme un estropicio. Con o sin campana, es una campeona. Mi campeona.

4 comentarios:

Djabliyo dijo...

¡¡Esa es nuestra Indiana, incombustible pese a todo, y adorable hasta en las situaciones más adversas!!

Ánimo, y espero que la biopsia de buenas noticias.

Besucos

Martín

(por cierto, a ver si tienes un rato un día y nos hacemos un coffee o una cenita de aquellas)

foscardo dijo...

Muchos ánimos a la convaleciente. ¡Nena que llevas una racha de hospitales que no hay quien te supere!

b-lego dijo...

Un beso para Indiana, y todas las energías positivas para que se reponga pronto.

Carmen Sereno dijo...

Dale un besito a Indiana de mi parte y de parte de mi gato Gattuso. Nos solidarizamos con vosotras. Deberíamos crear una asociación contra el sufrimiento de los animales y de sus dueños. Yo hace poco perdí a mi fiel compañera Valentina, la gata que llevaba conmigo más de 15 años... me sentí como si me desprendiera de una parte vital de mí....

PD- Diles a los hijos-de-puta que si me los encuentro por la calle, les va a caer la de pulpo: tengo un esprai anti-tumores a base de quimio de la roja, jejejeje...

www.carmensereno.blogspot.com