Páginas

miércoles, 7 de mayo de 2008

Casi, casi a punto estoy de recuperar mi vida normal,

si es que escribir esta entrada con la perra de la vecina paseando sobre mi mesa y mi perra gruñendo y patrullando por debajo se pueda considerar común y corriente en la media de la ciudadanía.

Mañana, tras tres días de adiestramiento intensivo, dejo a mi madre en manos de Susanalacuidadora. Buena chica, algo atolondrada pero concienzuda. Hoy ha estado a punto de cruzar la línea de no retorno cuando ha llamado "yaya" a mi madre, que ha clavado sus ojos en mi con mirada de "¿qué me ha llamado?" y yo, como si se tratase de Ryan el soldado, he corrido en su auxilio.

"No la llames 'yaya', ni 'abuela'. Llámala María o Ángeles, como prefieras".
Susanalacuidadora ha escogido "María".

Paciencia tiene, eso es indudable. Esta mañana, para que no deambularan sin rumbo, las he enviado a un recado. El destino era fácil: "bajas la calle, giras a la izquierda y está en la primera esquina". Vale, pues mi madre se ha empeñado en guiar y la otra le ha hecho caso. Han dado siete vueltas a la Sagrada Familia (no tenían ni que pasar por delante) y encima sin que la pobre desgraciada pudiera preguntar, porque mi madre no la dejaba.
De vuelta a casa estaban arreglando el ascensor. No ha hecho ningún amago de tirarse por el balcón una vez arriba -es indudable que tiene carácter- y encima me ha contado la anécdota del paseíto con risas. Ya veremos si sigue riendo cuando lleve 45 años con mi madre.
Mañana saldré de casa a las 9 de la mañana y pasaré el día fuera. Yupi.

Ley de dependencia: tres meses desde la petición y aún sin respuesta de la Administración. También yupi.

sagrada_familia

4 comentarios:

Djabliyo dijo...

Bueno, guapetona, por lo menos ahora podrás respirar de vez en cuando, que si no, ya te veía yo pidiendo cama en Psiquiatría.

Un besazo muy gordo!

foscardo dijo...

¿Puedo decir Yupi "yaya"?
jijijijiji

Besotes a las tres y tambien a Indiana.

Carme Sànchez dijo...

Y lo de la estampita religiosa????

Amparo dijo...

Es la Sagrada Familia. Atea, más que atea.