Páginas

domingo, 1 de marzo de 2009

Adios, Pepe

4 comentarios:

B-Lego dijo...

Un mal hablado de cojones, el tío; pero qué grande era el hijoputa, ¡qué grande!

Anónimo dijo...

Cómo me he reído con este tío, un genio. Fui a verle al teatro dos veces, me dolían las mandíbulas. Y en televisión se comía a los entrevistadores, una pasada de coco el suyo. Misógeno, dice una amiga. Yo creo que simplemente se burlaba de todo, hasta de su sombra. no apto para gente de miras estrechas. Me hubiena encantado conocerle. En fin, que mil gracias por el vídeo, que me han entrado ganas de acercarme al Capitol una vez más... ya demasiado tarde... Habrá que recurrir al you tube. La dui.

roser_pen dijo...

El maestro Rubianes. No habrá otro como él.
Los que hemos tenido la suerte de verle en el treatro, sabemos lo que hemos perdido... pero como dice Dui: siempre nos quedará Youtube.

la rateta dijo...

Que grande!
¿te importa que ponga también el video el la quesera? Voy lenta y mi post sobre Rubianes aún está por salir