Páginas

viernes, 20 de enero de 2006

Sorpresa

Ya, la página parece otra porque he cambiado el colorín, pero es que ya estaba cansada de los circulines. Por cierto, en Mac se ve fatal y algún navegador ni lo pilla. En otro orden de cosas, rebasados los siete meses y medio sigo con mono. Esta semana ha sido fatal y horrorosa, pero de tortura china por culpa de una campaña que me ha dao malvivir, y he tenido unas ganas de fumar tremendas. Espero que la semana próxima, cuando los pollos dejen de crecer, el mono se calme y me deje en paz unos días. He pensado (estoy pensando ahora) que voy a usar más la fuente de agua. Por cierto, qué sueño tengo. Y lo malo es que es viernes y he quedado. Voy a ducharme, a ver si me despejo. Estoy segura que cuando esté en el restaurante me animaré. Bueno, eso espero. Quiero ser mujer objeto y que un chati, o varios, me ingresen pasta cada mes a cambio del placer de disfrutar de mi compañía, y hasta aquí puedo leer. Quiero vivir como una reina, no volver a trabajar nunca jamás y dejar de pelearme con el mundo por culpa de anuncios que me importan un Bledo (con B mayúscula de Bledo.) Igual si duermo lo suficiente cambiaré de opinión.

2 comentarios:

Eva dijo...

¿A que hay ganas a veces de que no te quieran por tu cerebro? Pero luego te cansas igual si es que somos pájaros (o culos, o culos de pájaro) de mal asiento. Yo quiero una vida normal, sin tener que colaborar con divas esquizofrénicas ni con príncipes indecisos (con que me quiten a las primeras, vale, porque ya cambié de opinión).
Por cierto, yo ando a dieta pero podemos quedar para una ensalada con algo a la plancha.

Eva dijo...

Uis me has puesto en tus enlaces, qué ilusión, por fin me dicen hoy algo bonito, graaaaaaaacias.