Páginas

miércoles, 15 de febrero de 2006

Simplificando, vaya mierda de día

por varios motivos en los que no voy a entrar. No ha amanecido mal, pero ha empezado a torcerse sobre las 9.30 de la mañana, que sigue siendo bastante temprano para cualquier cosa. Lo peor de un día como éste es que lo ves venir, y por mucho que te empeñes en ir en dirección contraria, todo te empuja al abismo. Hacia las 7 de la tarde --¡anda, justo al salir de la agencia!-- el ambiente ha empezado a mejorar y ahora, aunque el entorno me es favorable, estoy agotada. Encima, me he puesto a pensar en la finalidad de este blog. Empezó siendo diana para los dardos del mono pero ahora empieza a no tener sentido. Por ejemplo, hace un año, un día como hoy me habría fumado los dos paquetes de cigarrillos más lo que hubiera podido gorrear empujada por la desesperación. Vale, hoy no lo he hecho ¿y qué? ¿me van a dar el Óscar? Lo que de verdad me importa es no pasar jornadas como la de hoy, ya que no tengo suficientes facilidades para irme al Prat, comprar un billete, sólo ida, a Isla Tortuga, y no regresar hasta que tenga ganas de volver.

2 comentarios:

Extrujado dijo...

Ni se te ocurra, eh??

Eva dijo...

Maitena dice que eso de la regla es algo que no se echa de menos hasta que se va. Igual dejar de fumar es una especie de menopausia y el blog se justifica a sí mismo como sustituto hormonal.
Y si no, la isla Tortuga tiene buena pinta. ¿Dónde está?