Páginas

sábado, 3 de noviembre de 2007

Sábado por la mañana, me conecto para leer

todos esos boletines que no puedo repasar entre semana y topo con una entrevista a Miguel Angel Rodríguez en El Plural. Rodríguez fue secretario de estado de Comunicación con el gobierno Aznar y luego se dedicó a sus labores en empresas de comunicación privadas. Ahora ejerce de vocero en toda tertulia marrullera que le pague. Nada en contra de que opine como elefante en cacharrería. Hay un público que quiere oírlo, para reafirmarse o para torturarse, y eso se paga.

La entrevista que he leído con este personaje se centra en la sentencia contra los autores del ataque terrorista del 11 de Marzo de 2004. Algunos espumarajos por la boca después se acaba el asunto del 11-M y la periodista pregunta por la Ley de Memoria Histórica. Y va Rodríguez (derecha) y dice que está de acuerdo con Felipe González (socialista), "hay que honrar a los españoles que se sientan heridos, pero, a lo mejor, no había que haberle dado rango de ley a la reparación. Creo que ese 'a lo mejor' de González es una especie de 'seguro que no'".
Miedo me da cuando los ultramontanos dan la razón a la izquierda. Es como la marea baja antes de un tsunami.

Bueno, eso es lo que me ha llamado la atención, pero la entrevista no tiene desperdicio. Hay un párrafo precioso en el que Rodríguez explica que el error de Aznar no fue estar en las Azores ni entrarnos en la guerra de Irak. Aznar la fastidió por no explicar a la ciudadanía que tomó la decisión de que España guerrease contra Irak porque no pudo luchar el día D contra el nazismo. Bueno, nunca sabré en que lado de la playa de Normandía hubiera estado el gobierno golpista de Franco aquel día, si la miseria en la que había sumido a España no se lo hubiera impedido.

tsunami

No hay comentarios: