Páginas

lunes, 18 de agosto de 2008

Estoy en la biblioteca, trabajando. He preferido

quedarme cerca de casa por si las moscas debo salir corriendo otra vez, aunque creo que no. He llegado a las diez y media y las salas ya estaban llenas. Me he instalado en una de las mesas redondas con conexión para mi portátil y hasta ahora he estado produciendo sin parar y con cierta comodidad.

Pero, ah, cruel destino, eso se acabó. Acaba de sentarse un imbécil con Mac a mi vera. Digo a mi vera porque la mesa no es demasiado amplia. De una mesa de dos donde estábamos dos, hemos pasado a una mesa de dos, con el intruso. Lo primero que ha hecho es quitarse el reloj, dejarlo en la mesa, frotarse las manos, sorberse los mocos y abrir el portátil.

Me he rayado. Me cuesta compartir espacio. Creo que he ido de acampada tres veces en mi vida, una de ellas engañada. No me gusta tener a nadie tan cerca sin haberle invitado. Me molesta que rompan mi burbuja.

No, no me molesta, me pone de mala uva. Creo que volveré a casa. Aunque también está invadida (la cuidadora de mi madre es un mal necesario, pero no deja de ser un mal) igual me calmo y retomo el trabajo.

¿Como podemos estar a 18 de agosto y que una biblioteca municipal esté tan llena? ¿Qué le pasa a la gente? ¿Es pobre? Vaya mierda de crisis, de burbuja inmobiliaria y de invasor con bermudas. Sí, el tipo lleva bermudas. Encima, se ve que está escribiendo y necesita inspiración, porque se levanta y da paseitos. Lástima que no se dé contra una columna.

Y lleva colonia. Mucha colonia. Tanta colonia que le huelo sin dificultad.
Me gustan los hombres limpios pero me molesta la gente que me obliga a oler como ellos huelen, o a oír lo que ellos oyen, o a ver lo que ellos ven, sin desear nada de eso.
Me va mirando de reojo. Si le inspiro algo, será como mínimo el personaje de una asesina en serie. Mejor será que no refleje lo que me inspira él a mi.

A la mierda la concentración.(Esta ilustración estupenda -se llama "ataque de ira"- la he sacado de un blog interesante: Moni Quetta).

3 comentarios:

foscardo dijo...

Te prometo que si un día encuentro una lámpara uno de mis deseos será desearte un mundo sólo para ti jajajajaja. Bueno con George Clooney pero a cinco mil kilometros de distancia. jiajiajia

Amparo dijo...

No, si con que no se me acerque nadie a quien no haya invitado es suficiente :-p

Anónimo dijo...

Iba a invitarte a cafe o a comer, pero no sé me dá miedo. Jajajaja.
Me ha encantado, sabes que a mí a veces me pasa, pero quizás no soy tan sutíl como tú. Te felicito por la paciencia.
Eva bailarina