Páginas

jueves, 4 de diciembre de 2008

Ya está, he caído en las fauces de la mayor

máquina de perder el tiempo llamada Facebook. Lo he evitado hasta ahora, pero con tanto tiempo libre no he podido evitar bajar a la plaza del pueblo a encontrarme con los amigos. De paso, también encuentro a algunos indeseables amigos de amigos, pero eso es inevitable hasta en la vida real.
Y como si estoy, estoy, de momento ya soy fan del club de Lacasitos y de uno que se llama "Siempre pienso que me pitará el arco de seguridad de El Corte Inglés".

Frase genial de mi amiga Anna a modo de bienvenida: "Hola guapa, la ventaja de esta plaza pública es que puedo fumar y hablar contigo a la vez sin sentir-me remal jajaja."

He buscado Locomotoro y no aparece. Creo que voy a montar una página dedicada a él rápidamente, a ver quién se apunta. Menudos morrones intentando imitar su inclinación.
Eh, si tengo que explicarte quién era Locomotoro no me interesas. He ido a Facebook a encontrarme con amigos, no para hacer más.
Creo que esta herramienta, bien usada, hasta puede resultar interesante.

Nota al pie 1:
Sí, otra vez olvidé dejar por escrito que llevo tres años y medio sin fumar. ¿Será que ya lo estoy interiorizando? No, no debe ser eso porque aún me apetece...

Nota al pie 2:
Abstenerse de explicarme qué es una red social. Me lo sé, gracias, sólo que lo he evitado hasta ahora.

4 comentarios:

Eva-Evicka dijo...

Pues no te imaginaba yo en el facebook ese.jajaja.
Me encantaba Locomotoro,si haces un página de él me hago fan.Yo tambien me he dado morrones por querer imitarle.jejeje

foscardo dijo...

Jajajaj yo he sido uno de los responsables de que cayera en las fuaces del librocara.

jajja peor a que es divertido?

Carme Sànchez dijo...

Pues voy a buscarte para hacerme amiga tuya!!!!!

Amparo dijo...

Maldito Richard, ¡has creado un monstruo! Y ya estás apuntándote al club de fans de Locomotoro (que acabo de crear esta noche con mis manitas).