Páginas

miércoles, 14 de abril de 2010

Al juez Garzón se le acusa de ser injusto y por

ello, el Tribunal Supremo le va a sentar en un banquillo para que explique el porqué de su insistencia en hacer su trabajo, o sea, investigar las desapariciones durante nuestra Guerra Civil, sobre las que ya se echó tierra y aquí paz y después gloria con una amnistía refrendada por las Cortes, allá cuando la transición.

Manos Limpias, Libertad e identidad y Falange Española se han unido para arremeter contra este juez, mediático, politiquero y cabezón. Aún recuerdo lo orgullosa que me sentí hace doce años cuando este juez ordenó la detención del genocida Pinochet.

La transición, vista con perspectiva, fue un gran acuerdo para tirar adelante sin que mueriera nadie más en las mismas condiciones que los que fueron asesinados treinta años antes e investigados por Garzón en la actualidad. La izquierda hizo demasiadas concesiones, no había otro remedio. La que escribe fue testigo, un 18 de julio de los primeros años 80, de como camiones cargados con falangistas de camisa azul daban vueltas a una plaza emblemática, llamada entonces Calvo Sotelo, enardecidos, gritando consignas y canciones fascistas. Hubo un tiempo en que la ultra derecha estuvo muy nerviosita (¿te acuerdas del asesinato de los abogados de Atocha?) y la derecha miró hacia otro lada en mayoría de las veces. Esa era la España de la transición: un delicado equilibrio de fuerzas. Algunas de ellas han estado más o menos apaciguadas, arrinconadas, colocadas en el estante de la anécdota, pero que nadie se llame a engaño: sólo están dormidas y si es necesario, morirán matando.

Por todo ello, dicho de forma precipitada, declaro todo mi apoyo a Garzón.

6 comentarios:

aradigall dijo...

la ley de amnistia no se la ha leido nadie? y fue para todos, incluso para actos cometidos por la izquierda! y si alguien ha cometido un ilicito tiene que ser juzgado por ello, sea garzon o sea pepito el de los palotes!

Amparo dijo...

Querida Aradigall,
Claro que la ley de amnistía condonó los crímenes de guerra, tanto los cometidos por loe ejércitos populares del gobierno asaltado, como los cometidos por los militares golpistas traidores al gobierno de la República. Pero no se trata de eso. Cuando una persona quiere saber dónde está enterrado su padre, o su madre, asesinado por una horda de salvajes, tiene todo el derecho. Y como al terminar la guerra, los militares golpistas y sus secuaces siguieron matando y aniquilando a todo bicho viviente que no acatara y callase, pues nos encontramos a la vuelta de la calle.

Se está juzganzo lo qué hace, no cómo lo hace aunque el sumario diga lo contrario :-)

Felix Casanova dijo...

Amparo...

Estimada amiga, compartimos opinión de pe a pa. Me parece una aberración propia de la derecha caduca y de un sistema judicial que se deja influir por ciertos ideales lo que están haciendo por un señor que lleva jugándose la vida muchos años en pos de que salgan a la luz todos los horrores que se cometieron. Se habla de la Amnistía que se firmo en su momento, pero yo me pregunto ¿acaso los crímenes pueden quedar impunes? En ese caso, declaremos la Amnistía también a los nazis, a los rusos y a quién haya asesinado en pos de un ideal propio de dementes.
Seguro que ya conocerás esta página. La tengo enlazada en mi blog para apoyar a Garzón, pero por si quieres pasarte y no la conoces te dejo la dirección.

http://www.avaaz.org/es/stand_with_garzon/?vl

Un abrazo

Livia dijo...

Totalmente de acuerdo. Las leyes de amnistía no sirven para los crímenes de las dictaduras, y no lo digo yo, que no tengo ni idea de leyes, lo dice el derecho internacional.

Amparo dijo...

Gracias Félix, entré en Avaaz y firmé, y también lo pasé por mi Facebook. Un beso.

aradigall dijo...

estoy de acuerdo en lo que decis, pero a Garzon se le juzga por las barbaridades juridicas cometidas. La ley es igual para todos, y los jueces tambien estan sometidos a ella...y asi ha de ser, todas las irregularidades hay que subsanarlas, otra cosa es el meollo del asunto...en eso estamos de acuerdo! nocreo que haya nadie en este pais que no sufriera por la guerra o aquellos 40 años o tenga familia, claro..que por edad ya no nos llega a casi ninguno!