Páginas

domingo, 18 de abril de 2010

A casi todos nos llegan mensajes basura a nuestro

buzón de correo electrónico. Hasta aquí ninguna novedad si no es porque la semana pasada me llegó un mensaje especialmente repugnante que, mira por donde, picó mi curiosidad. A veces me pasa.
El mensaje es, cómo no, una oferta comercial. Lo curioso es que la oferta es para investigar a personas empleando la grafología. La poli y algunos departamentos de recursos humanos también la usan para salir de dudas, pero lo destacable del mensaje es..., bueno, mejor lo reproduzco para que entiendas el porqué de mi indignación:
¿Sabes quien hay trabajando en tu casa?
Realmente sabes cómo es la persona que está limpiando ahora en tú casa o está cuidando a tus padres o a tu hijo, ...
Sabes si es honrada, si es de confianza, si es trabajadora, si es cumplidora, si tiene algún problema que te pueda afetar, ....
En la web, Quien hay en mi casa - www.quienhayenmicasa.es se realizan estudios grafológicos que te ayudarán a saber por ejemplo si la persona que tienes trabajando en casa haciendo la limpieza, o cuidando a tus hijos o a tus padres o la persona que está trabajando contigo, o a quien has alquilado una habitación, es o no es, una persona honrada, trabajadora, de fiar, etc.
Para estar más tranquilo, entra en la web y contrata un estudio para saber a ¿Quién tienes en casa?.
En ningún momento nombra la palabra inmigrante, no ¿para qué? Sólo necesita aprovechar la realidad social para sembrar la duda y, de paso, hacer caja.

Entré en la web y, por supuesto, no hay ni rastro de identificación, sólo un email de contacto y las instrucciones para proceder al análisis grafológico del empleado. Para ello, hay que bajar un pdf donde la persona a analizar debe escribir unos párrafos, contestar si ha sufrido enfermedades graves o contagiosas y aceptar una única cláusula:

"Por la presente autorizo que analicen mi escritura y

den los resultados del análisis a la persona que me

quiere contratar, sin que yo pueda ver o leer los

resultados del análisis de mi escritura. También

renuncio a tener una copia del Informe. Por ello

firmo autorizando el análisis de mi escritura."

Impresionante ¿no? Como a cabezona no me gana nadie, quise saber quién había detrás de esta web sin datos y resulta que el dominio está registrado a nombre de Pablo Martín Tharrats. Me agarro a Google con fuerza y voy a parar a un blog xenófobo pero muy educadito, eso sí, y sin actualizar desde septiembre de 2009. Desde luego, no puedo asegurar que el Martín que tiene la web registrada sea el mismo que el del blog o el que se presentó a las Elecciones Europeas hace cinco años por el CDC. Y aunque lo fuese, el Martín de la web puede, simplemente, haber registrado la web sin tener influencia en su contenido, pero todo apunta en la misma dirección.

¿Y por qué me he tomado tanto trabajo con este tema? Porque hay cosas que me ofenden y me sacan de mis casillas, como atacar con doblez, aprovechar la coyuntura para sembrar discordia y, de paso, hacer caja. No transijo con las barbaridades que el Pablo Martín Tharrats del blog dice en su blog sobre la inmigración. Y sí, soy beligerante. No creo que sea buena idea "dejarlo correr", ni tampoco "no hacer caso". Precisamente, mirando a otro lado es cuando situaciones menores de xenofobia y racismo van creciendo, porque se alimentan de la indiferencia de las personas que, por ser incapaces de pensar como ese indeseable, creen imposible que nada pueda pasar.
Uff. Que enfadada estoy con este tipejo y los que son como él.





2 comentarios:

marta terrat dijo...

No me extraña que te indigne, es indignante!

Una pregunta: se puede hacer algo legal contra este tipo de cosas? me refiero, a nivel particular si uno no es abogado y encima con tiempo para invertir en sus ideas, es bastante difícil arremeter con semejantes cosas, y al final, más por incapacidad que por indiferencia, no hacemos nada, o demasiado poco. Hay, por ejemplo en el PSC, una asesoria legal, o algo así, en donde uno pueda denunciar esas cosas? y aportar toda la info que necesiten (eso ya lo has hecho tu) pero que ellos sean los que emprendan acciones legales? me da pena qeu si eso no se demuestra, o se persigue incluso, llega un momento que te meten en el saco de 'como no los has demostrado, eso no es así' y quedan totalmente impunes. Yo creo que proponer hacer firmar un contrato del tipo de la grafología, con ningun acceso a pruebas personales (de ninguna validez por otro lado) que implican qeu te pueden contratar o no, deberia ser ilegal por lo menos, porque entre otras coses, es cohercitivo, si no lo haces, no te contrato? pues vaya! me parece mucho más grave qeu ir en contra del inmigrante, (que por supuesto es así), va en contra de las libertades de cualquier persona que puede ser contratada, o sea, de cualquier trabajador. En fin, el tema sería hacer valer los derechos de un estado de derecho (valga la redundancia) como en el que se supone que vivimos... ale, yo tb te he soltado mi pataleta!!! Muak

Amparo dijo...

Así me gusta, que te indignes tanto como yo (por eso somos amigas).