Páginas

lunes, 18 de junio de 2007

La semana ha empezado bien, que ya es mucho

decir siendo lunes. No sé porqué el primer día tiene que ser ese tan antipático. Bueno, a lo que iba. Lunes, 9 y poco de la mañana, cita con Hacienda, o sea, con Todos. En 10 minutos, y porque soy lenta sacando papeles de un sobre, la criatura que me atendía (pum-pim-pam-firme-aquí) me ha dicho que me devuelven pasta. No tanto como para dar una vueltecilla por el Caribe, pero si para irme unos días a algún sitio. Yo creo que influye que entre sonriendo. A la que paso la puerta de la Agencia Tributaria que de los mismos nervios se me pega a la encía el labio superior por dentro y parece que sea feliz, pero en realidad es el mismo estrés que lo produce. También me pasa en las comisarías. Como cuando veo a un poli me siento culpable, también parece que sonría, pero no.
Siguiendo con "qué lunes tan estupendo",
al salir de Hacienda he hecho unas cuantas gestiones de trabajo (todas buenas) y ahora, al final del día, me paso por el mundo de La Rateta y me encuentro con un cariñoso canto a la libertad de grasas. ¡Bien! A ver que tal mañana martes...


Nota: Estupenda manifestación antitaurina tuvimos el domingo en Barcelona, cuyo ayuntamiento se declaró contrario a las corridas de toros. A ver si, poco a poco, logramos deshacernos de esta sinrazón.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué decepción! Hoy en las noticias, Serrat, Sabina, Flotats... saliendo entusiasmados de la Monumental y declarando cómo se habían deleitado con la tarde de toros que alojó la Monumental. Decían no sé qué del arte i la poesía. ¿Poesía en matar un toro después de hacerle sufrir ante el jolgorio popular? Una sorpresa muy, muy triste :( duaita

Amparo dijo...

La sensibilidad creativa no supone sensibilidad vital. Y si no, que se lo digan a Picasso el maltratador de sus mujeres, aunque pintaba estupendamente ;-)

ratones somos todos dijo...

Oh meeerciiii!!!! ;)
que si que sí que es que llega el verano y nos intentan vender motos estéticas y motos "culturales", muy triste lo de Barcelona. Con lo bien que está la Monumental para hacer conciertos y no eso.