Páginas

miércoles, 2 de abril de 2008

En dos días, ayer y hoy, he visto desfilar

dos camillas, dos, con un muerto en cada una. Ayer uno, hoy otro. Ayer nos hicieron entrar a todas las visitas en las habitaciones de nuestros familiares mientras sacaban al finado.
Hoy he vuelto a ver a los chicos de negro y camilla metálica sin colchón. Como ayer me perdí el desfile, hoy quería despejar la duda de si sábana blanca o bolsa negra. Éstos optan por sábana. Estaba con mi mami en la sala general cuando los camilleros se dirigían al ascensor. La puerta se ha abierto, ellos, resolutivos, han empujado la camilla hacia dentro, chocando con una mujer que salía y casi se desmaya.
Ayer lo hicieron con más disimulo, quizá el muerto era de natural discreto. Hoy el fiambre ha salido por la puerta grande, en olor de multitud.

No hay comentarios: