Páginas

miércoles, 23 de abril de 2008

Trece días sin escribir nada, a pesar de tener

un montón de cosas para contar. De ellas, seguro que recordaré algunas conversaciones que vengo manteniendo con una enferma de cáncer, compañera de mi madre en la clínica. La mujer lleva catorce años peleando con el bicho y empieza a estar cansada. Cuando se deprime y quiere hablar de lo que siente, todo el mundo la abruma con palabras de ánimo, nadie quiere cerca el rumor de la muerte. No la dejan estar triste. Yo si la dejo, y la escucho. Es una mujer muy valiente.

6 comentarios:

b-lego dijo...

¿Y qué dice?

la rateta dijo...

Sí...hay comentarios a veces del palo ( perdón por la expresion, pero es que le va al pelo) "no te preocupes!" y oye tu que la gente se queda tan ancha y dejan a la persona como en un no saber donde agarrarse pero sensación de tambaleamiento total..

b-lego dijo...

Mi pregunta viene en razón de que 14 años puede ser una vida entera si se aprovechan bien, y seguro que una persona en su situación ha tenido la oportunidad de meditar mucho más y más a fondo sobre la vida y sobre la muerte que la mayoría de las personas.

Si ya de por sí es interesante escuchar a los demás, en el caso de esta mujer su testimonio puede ser además muy valioso. Seguro. Por eso creo que vale la pena intentar compartirlo. Si es posible.

A veces no es tanto lo que se dice, sino cómo se dice, o incluso sobre qué se habla.

Amparo dijo...

Dani, te lo cuento un día de estos delantede una cerveza ;-)

foscardo dijo...

Yo quiero que escribasssss vaaaaaaaaaa que me encanta leerte. Ademas escribir adelgaza jijijijiji

b-lego dijo...

Me apunto a esa cerveza.