Páginas

martes, 18 de noviembre de 2008

Bonito lugar para trabajar


ahora que está restaurado. Casa Ramona había sido una fábrica textil de principios del XX que fue utilizada como caballeriza por la Guardia Urbana de Barcelona durante el franquismo, esa dictadura que vivió España, tan sensible al arte.
Por suerte para todos, Fundació La Caixa (pasta gansa) se quedó con la fábrica, la limpió de bosta, la restauró y ahora es un centro cultural bastante potente.

Me encanta la terraza de Casa Ramona porque tiene forma de mar.










Cosas buenas de mi trabajo: aún me deja tiempo para disfrutar de exposiciones como la de Mucha. Sí, claro, el mismo día en el CaixaFòrum. Tampoco espero milagros.

3 comentarios:

B-Lego dijo...

¿Y no te podían haber puesto la mesa dentro? ...pa cuando llueva, digo.

Besos.-
;)

Carmen Sereno dijo...

te hubieras pasado por la exposición de los Uffizi, de paso, es arte en estado puro....

Amparo dijo...

Sólo estuve dos días, Dani.
Y tienes razón con la expo de los Uffizi. Le hincaré el diente la semana próxima, si Yo quiere.