Páginas

lunes, 17 de noviembre de 2008

Mañana tengo que estar a las 7.30 am

trabajando. Les he dicho que daba lo mismo que estuviera o que no, porque a esa hora tengo la misma capacidad intelectual que una ameba involucionada, pero ellos han insistido y yo iré.
Cuando se den cuenta de que no vale la pena hacerme madrugar, igual me apoyan contra la máquina de cocacolas para que no estorbe. Yo lo agradecería, la verdad. Entre el calorcito y el ruido del motor es como estar en una cuna.
Pero por si la mañana se presenta guerrera, que igual va a ser que si, me voy a la cama ya, que adormilarse con los CSIes también tiene lo suyo.
Siete y media de la mañana. Pues menos mal que este nuevo trabajo tenía que ser intelectual...

5 comentarios:

lamarde dijo...

"Yo es que como mejor pienso es con los ojos cerrados". Intenta convencerlos de eso, a veces cuela.

Te deseo lo mejor en todo, incluído un cambio de horario laboral urgente. Abrazo :-)

foscardo dijo...

jajajja ojo no te confunda con la amquina del cafe o la de chuches

B-Lego dijo...

¡Es intelectual! ...nada más empezar ya te tienen pensando cómo librarte de ellos. ;)

la rateta dijo...

Hola guapa! Hace tiempo que no te visitaba. Espero que hayas dormido agustito en la máquina de coca-cola.

También, que vayamos hablando estos días, que he leído que te intervendrán ( y he leído aunque no lo pusiste que todo va a salir bien).

Un besote bien gordo,

Eva-Evicka dijo...

Espero que te hayas podido despegar de la máquina de coca-cola.
Seguro que son buena gente.