Páginas

martes, 15 de mayo de 2007

Ya es oficial, los médicos españoles del CNPT se han

vuelto imbéciles en pandilla (1) . Igual es el cambio climático, que también les muta a ellos la meninge, pero que bien, bien no están, seguro. El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (el CNPT del título) ha pedido a la ministra de Sanidad que por favor clasifique las pelis en las que se fume como no recomendables para menores. ¡Vuelve el cine X! solo que en vez de tetas, culos y pitos, las salas se llenarán de adultos incontinentes en busca de humo. Si la medida tiene éxito, cosa que no dudo porque el bicho de la gilipollez parece que nos ha picado en grupo, lo siento por vosotros chavalotes menores de 18 años, pero no podréis acceder cuando el cuerpo más lo necesita a obras de arte como Eva al desnudo, El halcón maltés, Bullit, Desayuno con diamantes y tantas y tantas otras piezas maestras del cine.

Una de las cosas que dicen los del Comité es que esta prohibición no supone ningún límite a la libertad creativa (¿dónde le verán éstos la libertad a la prohibición?) y también piden a la ministra que exija a los responsables de una peli donde se fume un certificado de no haber recibido dinero de la industria tabaquera y aledaños. Así, en los créditos podría salir la leyenda "en el rodaje de esta película no se ha maltratado a ningún animal", unida a "y los fumadores hemos pagado los cigarritos a escote". Por supuesto, también sugieren que los peliculeros que quieran exhibir humo en su obra no deberían recibir subvenciones del Estado. Como yo decida dónde va a parar el dinero de mis impuestos igual más de un médico se llevaba una sorpresa en forma de finiquito.

Madre mía, ¡qué ganas de prohibir, de coartar, de decirle a la gente lo que tiene que hacer!

El tabaco da cáncer y cuesta una pasta del Tesoro Público que la gente se ponga tan enferma y la Seguridad Social tenga que pagar la terapia (esgrimen los del CNPT). Pues, ¡venga alegría! ¡empecemos a prohibir todo lo que pueda incitar a hacer pupa!
A partir de ahora, que JamesBond persiga en bici al Doctor No, Jeremiah Johnson practique la hipnosis con los osos y Wyatt Earp se enfrente a Doc Holliday con el ceño fruncido y un tirachinas. A los pobres nacidos en los 90 les esperan unos remakes de lo más. Y todo porque es más fácil prohibir que educar.



(1) La única excepción es Marta, la anestesióloga que más fuma del planeta, excelente compañera de mi amigo Dani.

4 comentarios:

Extrujado dijo...

Queda usted oficialmente citada.

roser_pen dijo...

Pues la verdad es que sí, es una gilipollez comounacasadegrande. Parece que la historia no nos enseñe nada...
Por cierto, ahora que hablamos de lo que se puede hacer y lo que no, que me he quedado mucho más tranquila desde que sé porqué Aznar no nos hizo ningún caso cuando le decíamos "no-a-la-guerra-que-es-mu-perra"... claro, es que a él tampoco le gusta que le digan lo que tiene que hacer. Animalico!

francesc dijo...

Me llamo Francesc, hace unos 17 años escribía en una revista que se llamaba Audio Car, y ya entonces fumaba 2 paquetes diarios... Ahora no sé pq venía esto... ah si,... hace 3 años que deje de fumar y aunque hace 17 años me lo pasaba muy bien, no hay color fumar?? nunca más es una gilipollez tan imbecil como las grandes ideas de nuestro politicos. Será que fuman mucho??

Amparo dijo...

Te recuerdo, Francesc. :-) Eras el periodista filósofo.