Páginas

viernes, 2 de febrero de 2007

Mucho hablar de jazz y yo sin acordarme que es

día 2. Casi me dejo mi tradicional entrada "hoy hace tanto tiempo que dejé de fumar". Pues son exactamente un año y ocho meses. Veinte meses si sólo sumo una magnitud (¿magnitud se llamaba en EGB? No sé...)
Veinte meses es ese tiempo inconcreto que tienen los niños pequeños que siempre me intranquiliza. Por eso, cuando un niño puede mantener la cabeza erguida trato de no preguntar la edad a quien le lleva a cuestas, por si me dicen "veinte meses", y sonriendo esperan que les devuelva el favor del dato con algún "anda, pues que grande está". Nunca sé si veinte meses son mucho o poco, en el caso de un bebé, me refiero. Sin tabaco son mucho, contando día tras día. Y tampoco sé yo lo grande que tiene que estar un bebé, pero he contrastado de forma empírica (Roser, tu me entiendes) que la frase "qué grande está" gusta. Esto de la infancia ajena es complicado. La propia también, aunque eso merecería entrada aparte y ahora mismo no.
Otra cosa que también me intranquiliza, aunque no sé si sólo pasa en Cataluña por si es una traducción literal, es que los bebés no tienen edad, o años, o meses. Los bebés tienen "tiempo". "¿Qué tiempo tiene?" ("Quin temps te?") + "Veinte meses" ("Vint mesos") es una situación de pesadilla. (Brlrlrlrl sólo pensarlo.) Además, veinte no es una magnitud fácil (vamos a poner que se llame magnitud). También es verdad que ya soy mayor para saber contar de doce en doce. No, si sí, pero nunca he sabido contar.
Eva, con toda confianza, puedes entrar a degüello y aclararme lo de las magnitudes y las catalanadas (si de paso pones los acentos y las comas en su sitio, estupendo.) Hazte a la idea que estoy en uno de esos pupitres que tanto extrañas (¡Ja!)
Lo dicho, un año y ocho meses sin fumar, minuto a minuto. Hoy he vuelto a desnudar de celofán un paquete de Camel. Eso, entre otras cosas, es lo que significa minuto a minuto. La bomba. Buff.

5 comentarios:

Eva dijo...

Enhorabuena por el aniversario, ayer pillé donde el centre d'art santa mònica una "Guia del jazz dels països catalans" que podríamos analizar con unas voll dams mientras miguel nos explica lo de los números en base 12.

Amparo dijo...

¡Sí! Y si aún nos quedan cervezas, incluso podemos pedirle que se explaye sobre los fractales. Le brillan tanto los ojos cuando habla de ellos, pobrecillo...

b-lego dijo...

Ja, ja, ja! Qué re-malas sois las mujeres!

Eva dijo...

Bueno, Dani, tú te vienes también y tomas nota.

foscardo dijo...

jajajaja y si le habalis sobre estadisticas y sobre rutas jacobeas os hace un par de volteretras en el aire